2 de septiembre de 2020

Oscuro LXXIII. Pérdida

 

No hay nada más perturbador y embarazoso

Que la pérdida inesperada.

Contar con su presencia lejana

Para cimentar los sueños que adornan

La noche, el mediodía , el alba.

Es como un maligno alfiler perdido

En el pajar y sentir como rasga

La piel frágil ante la inesperada

Lanzada.

Es tan inquietante y tan triste a la vez

Que pierdes el color de toda esperanza.


No hay receta para recuperar la calma.

36 comentarios:

  1. Tan bellos como dolientes versos.

    La esperanza viene y va, como las olas del mar… Aun cuando creemos perderla del todo, siempre regresa…

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No hay nada contra el dolor de una pérdida... pero siempre queda el recuerdo habitando en el corazón. Nunca nos dejan del todo.

    Mil besitos, Oscar.

    ResponderEliminar
  3. Qué versos más bien escritos y con unas palabras certeraqu ellegan al alma.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
  4. No hay receta, ni siquiera el tiempo. Leerte devuelve las ganas de leer. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una pérdida inesperada sino nos deja desosegados. Lo bueno y necesarios, es enfrentarse a la pérdida y sobrellevarla, digo yo.
    Salu2, Noelplebeyo.

    ResponderEliminar
  6. Toda perdida duele, pero si es inesperada, parece aun mas dolorosa.
    Hermosos versos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es un dolor diferente a todos los conocidos y además deja cicatriz.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Somos una sucesión de despedidas y cómo duelen algunas. Me quedo aquí sentada a tu ladito, callada, que a veces no hay palabras.
    Un abrazo apretao

    ResponderEliminar
  9. Es como dices, Profe.
    Solo te puedo dejar un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  10. No podemos vivir solos, pero la dependencia causa males peores. Entonces, ¿cómo mal vivimos?

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar
  11. Voy buscando esa receta por internet y nada. Si la encuentras, avísame. 😊 Besos.

    ResponderEliminar
  12. No hay nada para curar eso. Lo sé.
    Abrazo de anís.

    ResponderEliminar
  13. Sólo el tiempo hace que las pérdidas sean un poco más leves.
    Pero no las hace olvidar.

    Te mando un gran abrazo Noel

    ResponderEliminar
  14. Paso a dejarte un achuchón que ha de ser muy duro arrancar en estos momentos con el Alma pochita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es armonía. Tiene fases. Todo va bien

      Gracias por estar y ser

      Besos

      Eliminar
  15. Hoy te dejo poema y un cálido abrazo.

    César Vallejo. Los Heraldos Negros, 1918.

    Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
    Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
    la resaca de todo lo sufrido
    se empozara en el alma… ¡Yo no sé!

    Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
    en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
    Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
    o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

    Son las caídas hondas de los Cristos del alma
    de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
    Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
    de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

    Y el hombre… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como
    cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
    vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
    se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

    Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

    ResponderEliminar

PODRÁS DECIR LO QUE QUIERAS... SERÁS ATENDIDO DE IGUAL MANERA