18 de noviembre de 2021

Esgueva

De la red

De pequeño nos encantaba recorrer el río. Por sus orillas y a veces en verano atravesándolo de piedra a piedra sin miedo a que te llevara la corriente. Recuerdo cuando las máquinas arrasaban las orillas y las dejaba maltrechas de piedras y follaje, de plantas acuáticas y ranas, gran cantidad de ranas que no te dejaban dormir en las tediosas noches de verano.

La imagen es de 1984 y la he encontrado por casualidad en una de esa páginas de fotos antiguas, y allí me encuentro yo. No, no salgo y apenas se ve la calle que me vio nacer. Siempre me ha atraído este afluente del Pisuerga, la Esgueva, y que fue encauzado para evitar la travesía por el casco histórico de Valladolid. Es cierto que el desarrollismo hubiese propiciado inviable la existencia de dos ramales por las calles más significativas de la ciudad castellana, pero seguro que su imagen - incluso turística - hubiese crecido por momentos. 

De la foto recuerdo los pisos - cuando se estaban construyendo - y que sustituyeron una gigantesca fábrica que ocupaba todo el solar. El camino de arena y el puente del fondo, el de la calle Templarios, ¡ pedazo nombre para todo un puente! . En otra entrada puse una comparativa de como era el antes y el después de este tramo del río. Es curioso. Objetivamente el ahora - urbanizado, con el cauce bien delimitado e incluso con tramos del río respetando la vegetación autóctona y un buen número de patos que por estas fechas son vigilados para que no sean llevados al plato por Navidad - es mucho más atractivo que el de aquellos años. Sin embargo, como podéis suponer, a mí me tira mucho más esta foto. 

Recuerdos asociados a la infancia. Probablemente.

La otra entrada.   https://noelplebeyo.blogspot.com/2019/05/geografia-humana.html


 

31 comentarios:

  1. Que bonita encuentro con la foto, despiertan los recuerdos y pasamos un rato amable. Gracias por contarlo. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces al pasar por algún rincón de mi pueblo, intento visualizarlo en su parte original, la infancia, tal y commo yo lo recuerdo todo. Muy bonita foto y bonitos recuerdos, Oscar.

    Mil besitos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi pueblo es Abarán... en la vega alta de Murcia.

      Eliminar
    2. Anda, qué bonito !!! He estado un par de veces de paso. Nadie me contó sus historias. Eso sí la torre construida a su entrada es horrible. Ya me contarás sus atractivos

      besos

      Eliminar
  3. Qué bonita la foto, qué bonita esa otra vida...

    ResponderEliminar
  4. El paso de los años nos devuelve la mirada nostálgica del pasado.
    A veces me acuerdo de la calle de mi infancia y, aunque a cambiado mucho, siempre me viene la de antes.
    Entiendo que te tire esa foto por lo que supone.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Río Esgueva proveniente de la provincia de Burgos, atravesando el valle del mismo nombre, que al entrar en Valladolid se dividía en dos. Dos cursos, dos recorridos por diferentes zonas de la ciudad, innumerables puentes, frecuentes inundaciones. Nombrado en femenino: la Esgueva. Etcétera.

    Adjunto entradas sobre el tema de un blog que hice hace años:

    https://pillalaciudad.blogspot.com/search?q=r%C3%ADo+esgueva

    ResponderEliminar
  6. No hay nada como una foto antigua , para disparar los recuerdos.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan mucho esas fotos, las ciudades entonces parecían un territorio por conquistar, ¿verdad? Eran hostiles, feas y grises, ahora quizás lo sigan siendo, pero las han decorado para que parezcan otra cosa...

    Pero sí, esas fotos tienen algo, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciudades que dejan su aspecto gris por un color artificioso que deja en evidencia un escenario

      Saludos

      Eliminar
  8. Es que esa foto está llena de cachitos tuyos que de repente viven otra vez al mirarla
    Besito, Noel

    ResponderEliminar
  9. Noelplebeyo:
    tengo pendiente la visita a Valladolid, que la covid me lo impidió.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  10. Siempre se dice eso de que los cambios son para mejor, pero nunca nos preguntamos para mejor de quién.
    El recuerdo siempre tira, algunas veces demasiado.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  11. Las imágenes que conservas en tu memoria siempre serán más lindas, porque en ellas estás tú en acción. Es precioso recordar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Imágenes que dejan huella tras las pupilas y se clavan en el corazón

    besos

    ResponderEliminar

PODRÁS DECIR LO QUE QUIERAS... SERÁS ATENDIDO DE IGUAL MANERA