8 de octubre de 2018

La Mecha Encendida Del Recuerdo



Prendas quedan al rebufo
De los últimos deseos
Del verano;
Visten las ansias pendientes
Donde no llegaron roces
 Mañaneros postergados
O anestesiados vespertinos.

Últimos bochornos veraniegos
Empapados bajo una camiseta
Que ocultan el sexo aletargado
Y evidencian silencios prolongados.


No queda más que la mecha encendida
Del recuerdo;
Aquella que inflama al menor Encuentro 

27 comentarios:

  1. A la que recurres cuando todo nada.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Así es el paso del verano, pero que suerte haberlo vivido para atesorar recuerdos. un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Poeta...
    Llevas en tus venas la poesía.
    Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  4. Que esa mecha no se apague, ayudará a encarar el invierno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mientras dure la mecha habrá poesía.
    Salud,Noel.

    ResponderEliminar
  6. Es la vida en sí misma la que, a veces, prende su mecha en cualquiera de las esquinas, pendiendo de sucesos encendidos que consumen el tiempo…

    Bsoss.

    ResponderEliminar
  7. Si conjugamos verano y recuerdos... el resultado es una sonrisa.

    Mil besitos para tu noche, amigo NOe.

    ResponderEliminar
  8. pues ya se acabó parece el verano...
    nos quedará el resto del invierno para recordarlo
    besos

    ResponderEliminar
  9. Esa mecha que prende recuerdos.
    Ya que enfilamos el otoño, ese calor y la sensación de la camiseta pegada, se va diluyendo, no así tu poema.

    Besos, Profe.

    ResponderEliminar
  10. ¿Te olvidaste de la pólvora y la chispa?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que siempre prenda, a la menor provocación, jaja.
    Besos de anís.

    ResponderEliminar

PODRÁS DECIR LO QUE QUIERAS... Y SERÁS ATENDIDO DE IGUAL MANERA