9 de octubre de 2019

Palmero

Palmero


Años tiene esta foto. La he encontrado por casualidad mientras rastreaba las muchas carpetas que recogen instantáneas de muchos acontecimientos y viajes. Recuerdo aquel instante en que le decía: Palmero, no estés tanto tiempo sobre el cojín, que te vas a asar vivo. En el balcón que está orientado a mediodía pasaba horas y horas , estuviera solo o acompañado. A él le daba igual. Su prioridad era estar relajado y a merced del sol, hora tras hora, día tras día. Era en estas fechas, cuando los días ya se acortaban, cuando a media tarde te buscaba para seguirte - rara vez - a donde fueras, jugar con la pelota haciendo de portero - sobre todo de 20.30 a 21.00 horas - e incluso se te quedaba mirando, muy educado y sin maullar nada, por si le caía algo extra de paté, y eso que estábamos de acuerdo que nos era necesario una dieta.

Fue de sus últimas instantáneas aunque yo siempre he tenido la sensación de tenerle ahí, sobre su cojín tumbadito, atento a cualquier comentario, aunque no le hiciera caso alguno, más bien lo ignorase haciendo lo que le diera en gana. Así es el animalito. 

Tan independiente que mantiene su presencia por encima de la ausencia nunca deseada.




35 comentarios:

  1. Emotivas y bellas letras en homenaje a Palmero. Te entiendo y lo entiendo. Ellos son maravillosamente así…
    Un abrazo enorme, querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. El mio se llamaba "Motorcino" y menos mal que me adopto. Aunque duro muy poco porque era un cascarrabias y se lanzaba contra los coches.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Era tu avatar! :)
    Hoy removiendo recuerdos eh?
    Un achuchón

    ResponderEliminar
  4. Revisar fotografías tiene esa nostalgia que se nos pega, que nos trae recuerdos, un bonito homenaje a tu gato. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Muy emotivo tu homenaje, Oscar... ellos nunca se van, tendrán siete vidas pero un alma eterna que es la que se queda finalmente. Era una monada, enamora verle.

    Mil besitos para tu noche.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo que cuando te conocí, hace ya unos cuantos años, lo tenías como avatar.
    Un bellísimo gato tu Palmero... no sé si al principio te seguí para verlo a él.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Es que se les coge tanto cariño... Y da tanta pena cuando se van...
    Es amor del bueno, desinteresado total... Fiel hasta el final. 😉 Achuchón cariñoso para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desinteresado total

      Con lo pesados que son

      Besos. Gracias por el achuchon

      Eliminar
  8. Ellos están, aún cuando todos se han ido
    ellos se van y siguen provocando sonrisas en nuestro corazón
    Palmero se nota que estaban bien agustito junto a ti
    quien dice que ellos no nos entienden, no nos hablan, no nos consuelan... tan fieles, tan auténticos
    Un abrazo para ti y una sonrisa para Palmero,porque también sé que la harás tuya

    Y tan " cotilla" que soy , te leo y me pregunto si Palmero alguna vez escuchó:


    https://www.youtube.com/watch?v=iU3fns3ivN4


    besos y abrazos

    ResponderEliminar
  9. La capacidad de asegurar que estás sin la necesidad de estar físicamente. Gran don, personas o animales.

    Bonito recuerdo, va por Palmero.

    ResponderEliminar
  10. En el fondo las fotografías sirven para eso, son como incompletas máquinas del tiempo que nos traen un pasado que no podemos ni cambiar ni traer de vuelta...

    Los gatos, unos bichos que parecen no estar ahí y dejan un hueco enorme cuando de verdad dejan de estar...

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito y original nombre. Siempre siga tu amor hacia él, que de seguro fue un amigo fenomenal para ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su nombre corresponde al lugar dónde fue recogido. Bajo una palma

      Besos

      Eliminar
  12. La compañía se siente aunque no se vea. Es una percepción interior aunque no haya nadie alrededor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón

      Bienvenido. Una canción favorita:hotel womb

      Saludos

      Eliminar
  13. La frase final me conmueve.

    Bonito homenaje a Palmero. Y me hiciste recordar a Magoo. Tal vez porque compartían colores y ese placer por pasar horas junto a la ventana dejándose tocar por el sol.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me has emocionado, Profe.
    Se les echa mucho de menos y es como bien dices: presencia por encima de la ausencia.
    A mi me parece oír a mis perros de vez en cuando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Les quieren como uno más de la familia,
    mi gato hasta los 5 días perdido y lo hemos pasado fatal,
    un beso

    ResponderEliminar
  16. Nos animalillos dejan huella, como las personas.
    Salu2.

    ResponderEliminar

PODRÁS DECIR LO QUE QUIERAS... Y SERÁS ATENDIDO DE IGUAL MANERA