3 de abril de 2018

Esos Pechos Turgentes Y Temblones



 Vendaval furioso se mostraban sus
Tetas sobre el único rostro altivo
Que no torció el gesto ante su Levante;

Movimiento helicoidal repetido
Capaz de arrastrar carros y carretas
Y derribar las velas del molino
Hasta caricaturizar al mismo
Don Quijote;

Huracán de los pies a la cabeza
Y todo lo demás, bajo la cálida
Existencia de esos pechos turgentes
Y temblones, es mera inexistencia.


Foto de W. Wantuch



Esos pechos turgentes y temblones
  
Tomás Segovia
( leedlo, con pausa )

Sigo destrozando poetas




26 comentarios:

  1. Una maravillosa oda y sin destrozo.

    Mil besitos para tu noche.

    ResponderEliminar
  2. Tiran más que dos carretas sí jajaja
    Oye que me ha gustado el Wantuch!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. " La teta que la mano no cubre, no es teta que es ubre", por aportar algo a los versos que inventas y mezclas que sin saber que diria el autor a mi me hacen gracia. Abrazucos

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracioso! Y si, más que comprobado que mueven más un par, que mil carretas.
    Besos de anís.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno!! Eso es decirlo con arte y lo demás cuento.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. “Las tetas son la prueba fehaciente de que el hombre sí puede prestar atención a dos cosas al mismo tiempo”

    Pues un placer… Y los versos también… 😝

    Bsoss de madrugada, mi querido amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sabias palabras

      qué capacidad la de estos seres, los hombres

      felices sueños

      besos

      Eliminar
  7. Y ante la duda, la mas tetuda, a igualdad de condiciones, la que tenga mas grandes los pezones. Refraneando voy refraneando vengo, por el camino yo me entretengo lalalalalala.

    Pero a mi me gustan tamaño medio, que quepa en una mano, vamos...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tanta rima, cualquiera se atreve y se arrima

      En las manos que siempre repose, y si rebasan que sean con calma

      Besos

      Eliminar
  8. Je, je...
    Mientras sean turgidas, o propias, sin silicona ni afeites, bienvenidas sean.
    Eres un crak Noelito.

    Bss que sigan destrozando poetas.

    ResponderEliminar
  9. Desde la primera estrofa el poema ha ido creciendo y yo pegada a esos pechos levantados ante su cara.
    Qué arte tienes, Profe...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. los míos ni turgentes ni temblorosos,
    el efecto de la gravedad los ha dejado de capa caída...
    besos.

    ResponderEliminar

PODRÁS DECIR LO QUE QUIERAS... Y SERÁS ATENDIDO DE IGUAL MANERA