18 de abril de 2018

El Calor De Mi Cama



Trébol de cuatro hojas
Fortuna asegurada, 
Cada hoja, comisura 
De tu boca, y en la mía 
Vergel del Paraíso, 
Fruta prohibida que jamás
En la vida me sacia. 

Una hoja tu mirada, 
Otra la sonrosada,
La primera ciega mi vista 
La segunda el calor de mi cama. 




18 comentarios:

  1. Me gusta cuando juegas con el símil.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Tendré que buscar mi trébol, parece interesante.

    ResponderEliminar
  3. Todo un edén de bendita y exquisita savia…
    Precioso…

    Bsoss enormes, y feliz tarde!

    ResponderEliminar
  4. Parece que encontraste tu trébol de cuatro hojas. Me alegro mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Un jardín es tu trébol, una dicha y una belleza. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Con tan sólo cuatro hojas... qué hermosura!!!

    Mil besitos para tu noche.

    ResponderEliminar
  7. Cuatro puntos cardinales. La perfección en ese trébol.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Sobran las palabras, cuando la lectura transmite y provoca una q es sonrisa q acaricia al lector.

    Bendito trébol


    Besitos...

    ResponderEliminar
  9. Quien tiene un trébol de cuatro hojas tiene un tesoro (o suerte según la creencia popular).
    Buen poema, Profe.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valioso hoja tras hoja

      Un beso.

      Mándame un email, que te tengo que agradecer

      Eliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...