4 de marzo de 2018

Salud Mental II


Hay ocasiones en que todo es negro. Ni tan siquiera se aproxima a un gris tormentoso de cúmulos a punto de precipitar granizo.

En esas ocasiones es preferible el silencio. Ser consciente que en boca cerrada no entran ni las más oscuras moscas. Pero es el zumbido quien extrae las palabras, ennegrecidas por la ira, la rabia, el rencor. 

Los versos tampoco sirven. Carecen de ritmo y rimas, y buscan remover la tormentosa reacción entre la muerte y la vida. Esas ocasiones donde la luz agoniza tras un inoxerable agujero negro únicamente disipable con la ingesta de química.

Ni tan siquiera la mágica presencia de un druida beso inesperado puede devolver la cordura. A lo sumo todo finaliza en un impasible fornicador que contempla insatisfecho su simiente derramada. 

28 comentarios:

  1. Profundo... y ese final me ha gustado mucho, esa imagen.

    Cuando esa oscuridad se carga de ira, sí, es mejor guardar silencio; pero si es puro dolor... a lo mejor es mejor dejarlo salir, creo que alivia más...

    Un beso, Noel.

    ResponderEliminar
  2. Joerrrrrrrr
    Menudo poemazo, Sir.
    A sus pies.
    ;)

    Y un abrazo con perfume de besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquellos besos perfumados salvan hasta al más desahuciado

      Besos

      Eliminar
  3. Tremendo texto, Noel. Esa oscuridad interior que algunos han experimentado, es la negación de la vida, la insatisfacción más absoluta.Entonces es urgente contar con el amor y comprensión del entorno.

    Salud, Noel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lado oscuro no tiene normas

      Y de él se sale de manera complicada. El amor no o soluciona del todo
      Besos

      Eliminar
  4. Cuando esos momentos nos visitan... difícil controlar-nos.

    Mil besitos, amigo Noe.

    ResponderEliminar
  5. Me has recordado a Dylan Thomas, sólo por su obra por supuesto. Fuerza y calidad indudables, Noel.

    Grande.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este paso te contrato de agente literario!!!!!

      Gracias. Saludos

      Eliminar
  6. Magnífica entrada que mueve a la reflexión.

    ResponderEliminar
  7. Es un momento importante, el momento de detenerse... reflexionar, para evaporar el ego y fortalecer el yo. Para afrontar los miedos que provocan ira y rabia. El rencor, no sirve para nada, es un gran obstáculo. Un peso muy grande que nadie merece cargar.
    Un abrazo de anís curativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran reflexión. Me ha gustado el ego y el yo

      Besos

      Eliminar
  8. Por fin una prueba.
    Es humano!

    Pasará
    Salutti

    S

    ResponderEliminar
  9. Una prosa excelente Noel. Me ha encantado.
    De estas batallas no escapamos ninguno.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Supongo que buscar el equilibrio no es fácil, pero tampoco lo es encerrar a cal y canto esa oscuridad que nos posee, ni aconsejable dejarla en libertad desde su libre y descontrolado albedrío… Creo que siempre hay vías, por finas que sean, por las que desaguar aquello que nos atormenta…

    Bello y reflexivo…

    Bsoss miles, y feliz tarde, querido amigo.

    ResponderEliminar
  11. en esas ando yo... en un silencio ya doloroso
    besos.

    ResponderEliminar
  12. Evidentemente es un texto más que radical y sobretodo artísticamente escrito.
    Justamente lo que me gusta de él es ese decir sin frenos, más allá de toda corrección literaria.
    Eres un pensador refinado y un sutil artífice del lenguaje. Te admiro mucho.

    (He hecho huelga y me siento feliz y no tengo twiter ni facebook ni instagram, ni ganas. Besos ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso refinidamente y sonrío cuando vienes a mi mente

      Eres un cielo y la admiración, en todo caso, es mutua

      Besos

      Eliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...