18 de junio de 2017

Sobresaliente


Ojos pesados. Ojos vidriosos. Ojos nerviosos al recibir el folio en blanco que en hora y media está escrito por todas sus caras, y repleto de tachones.

Estos días he formado parte de un tribunal de Selectividad,  ahora llamada EBAU, y mi labor ha consistido en vigilar el buen desarrollo de las diferentes pruebas y asesorar en mi especialidad,  Historia de España. Como podéis imaginar estos tres días dan para mucha contemplación y me ha llamado de sobremanera un alumno.

Apenas tenía pelo en la cabeza, curtido en mil batallas, supongo, presentaba un rostro arrugado, con unas gafas propias de la presbicia, y vestía con una cómoda camisa de manga corta, la única de todo el aula donde había más de 70 personas. Al escribir en los exámenes,  no hacía aspavientos de sopresa o trágicos gestos al desconocer la respuesta, y dedicaba su tiempo a leer primero con paciencia, subrayando, y respondiendo simplemente lo que sabía, con gruesas letras en mayúscula que denotaban no haber usado en tiempo la escritura. Al despedirse, no recurría al nervioso adiós de los adolescentes, sino que te mostraba las preguntas del examen al tiempo que te comentaba que lo guardaba como un recuerdo.

Ver a alguien de tu edad haciendo la selectividad  siempre es chocante. Y te das cuenta de lo afortunado que has sido, y admiras el tesón de aquellas personas que se aferran a los nuevos retos sin importarles que edad tienes.

Desconozco su nota final, pero el simple hecho de presentarse es  un sobresaliente más a añadir al currículo de su vida.

26 comentarios:

  1. Sorprendente el hecho de haberse presentado junto con los adolescentes ya que para los mayores de 25 y 45 hay una convocatoria especial,y allí no hubiera destacado tanto. Aun así mi sobresaliente también para ese señor.

    Mil besitos, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí me llamó la atención , pero ahí estaba

      Besos

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo: Matrícula de Honor ¿o eso ya quedó obsoleto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en selectividad ya no hay. En los institutos, mención de honor

      Besos

      Eliminar
  3. Y yo aplaudo a todas las personas que siguen con ganas de vivir experiencias y que se superan más allá de lo que diga la fecha de nacimiento.

    Abrazos, profe.

    ResponderEliminar
  4. Siempre sumando en la vida Oscar
    que lindo lo has descrito y escrito

    besos

    ResponderEliminar
  5. Bien por ello, y bien por cómo lo has descrito… y sentido…

    Bsoss miles, amigo.

    ResponderEliminar
  6. : )
    Ternura de historia real,así lo has contado.
    Espero que le vaya genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá le haya ido bien, por el esfuerzo y las ganas.
    Besos, profe.

    ResponderEliminar
  8. Los sueños siempre tienen hambre y hay quienes saben alimentarlos.

    Besos, Óscar.

    ResponderEliminar
  9. Menos mal que existe gente así. Y afortunado tú por haber sabido verlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Ese es verdadero espíritu de lucha. Muy loable y más cuando están vedados los caminos para los de más años.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. por oponerme en rebeldía a mis padres no hice la universidad, no me arrepiento nada, la verdad, ahora, ponerme al día con mis hijos me ha dado el gusanillo de regresar.... luego pienso en lo cómoda que estoy tras el trabajo y se me pasa 😉😛

    ResponderEliminar
  12. Es admirable sí, sobre todo hoy en día con tanto entretenimiento banal a nuestro alcance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los retos para superarse que no se muestran al alcance de todos los días

      besos

      Eliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...