13 de enero de 2017

Suárez


Acabo de ver un gol de Suárez 
Y me viene a la cabeza el primer
Presidente tras el setenta y ocho.

Dudo que el futbolista tras la euforia
Piense en esta curiosa coincidencia
A pesar que compartieron fines :
Meter goles a todos sus rivales.
El deportista a los clubes de fútbol,
Y el político, a la República 
Que la mayoría legal reclamaba.

23 comentarios:

  1. Difícil que el futbolista se de por enterado... suelen tener muy limitada cabeza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algunos futbolistas tienen la cabeza muy limitada, pero ese "suelen" me patina un poco. Creo que en todos los colectivos hay gente con cabeza muy limitada, y en todos hay gente muy inteligente. Perdón por la intromisión, pero con todo el respeto, no me ha parecido una apreciación adecuada.
      Saludos.

      Eliminar
    2. se ha formado una tangana dentro del área. No era intención de apreciar la inteligencia o avidez de los futbolistas..aunque ellos mismos son los que se quedan en evidencia...de todas maneras , gracias a los dos por vuestros comentarios

      Eliminar
    3. No era mi intención formar tangana, sólo apuntaba un matiz. Claro que es cierto que "algunos" futbolistas ponen en evidencia su limitada mente con bastante frecuencia. Y curiosamente son los que más hablan. Pero también algunos políticos se ponen en evidencia, y algunos actores, y algunos escritores..., lo cual demuestra que se es de mente limitada porque... se es de mente limitada, no porque se sea futbolista, político o lo que se sea.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hay apellidos que siempre van unidos a una persona en particular.
    La verdad es que me recuerda más a Adolfo que a Luís
    Buenos delanteros ambos, sin dudar..lo

    ResponderEliminar
  3. Veo complicado que el goleador piense en eso. Es más, también veo complicado que piense en cualquier otra cosa. Pero no podemos echarle nada en cara, nadie le está pagando para que piense...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adolfo fue un adelantado en el régimen y después adelantó el siguiente

      De todas maneras, que el futbolista piense o no aquí es secundario. Si me preocupa que haya que pagarle para hacerlo.

      Eliminar
    2. No debería preocuparle que el futbolista piense o no, el único perjudicado será él mismo...

      Eliminar
  4. Upa, Noelito! Válgame! Tuve que volver a lee tus letras. Lo entendí lineal y lo comprendi perfecto. Debe ser porque no me toca tanto, el asunto de los Suarez.

    y aprendi lo de la tangana, término que acá no usamos.

    mira tooodo lo que has causado!Leí todo ese debate, para que sepas y te quiero mas que ayer, Maestro!!

    ResponderEliminar
  5. Siempre tengo claro quien me quiere más

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. del finado poco puedo opinar, apenas era una niña... supongo que los comienzos nunca son fáciles y más en aquellos tiempos
    sobre el futbolista, solo se te vino el nombre a la cabeza.... 😉
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un jugador más. Pasará de largo como tantos otros

      Besos

      Eliminar
  7. No entiendo de fútbol, como le digo siempre a mi hijo, pero creo que nos han metido goles hasta por la escuadra...
    Como verás, algo de vocabulario futbolístico sí que sé :)
    La política y sus esbirros me irritan la piel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es hora de reformar el estadio donde se hace el juego

      Besos

      Eliminar
  8. Querido amigo, llevamos casi cuarenta años metiéndonos goles en fuera de juego. Ay.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Soy rara: no me gusta ver fútbol pero cuando el BarÇa me pego, generalmente.
    En cuanto a los goles del otro Suárez, pues ya ves, con el tema de la República a día de hoy, son goles fuera.
    Es lo que hay.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. siempre hay derbis y remontadas


    y revanchas...te pegas con el barsa...porque eres culé?

    ResponderEliminar
  11. El futbolista se dedica a hacer lo que tiene que hacer, meter goles.
    Y Adolfo, elegido presidente por un rey (antes del 78) como que no le veía gritando:
    ¡Viva La República!
    Pero después de él han pasado otros presidentes a los que también les ha gustado practicar fútbol y han metido goles con mayor o menor acierto. Como siempre dejamos la portería libre, normal.

    Y con tanto divagar ya me he perdido el último gol de la temporada...
    Como soy bastante "border line", no hablaré más que se me notará la estupidez y yo misma me meteré un gol en propia portería.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, no estás fuera de juego

      Bienvenida

      Eliminar
    2. Vamos, que no corro riesgo de que me anulen el gol, no sé si es una ventaja.

      Gracias, un placer pasar.

      Eliminar
  12. Cuánto fuera de juego... y cuántos pocos jueces de línea.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...