18 de enero de 2017

Clase De Fraternidad


18/01/2017  
La nieve es pureza. Es una de las manifestaciones metereológicas más bellas. Además, suele ser muy beneficiosa, pues humedece, aporta agua, y casi más importante, esta no se pierde, sino que queda acumulada y da tiempo suficiente para que el suelo pueda absorber, a su ritmo, el oro líquido que es el agua.

Si la nieve cae en Cartagena, lugar del sureste español, y dónde el clima Mediterráneo se vuelve extremadamente seco, lindante al desértico, suele ser un fenómeno extraordinario que este se produzca. Y altera la rutina. El tráfico se congestiona, aumenta o aumentará el resfriado o la gripe, y algún que otro susto provocará si la nieve se transforma en hielo, propiciando caídas inesperadas.

Pero la nieve provoca ilusión. De tal manera, y con tanta intensidad, que se sustituyen las clases de geografía, arte e historia por otras de mayor trascendencia, llamémoslas de fraternidad.


44 comentarios:

  1. Ver nevar es de los mejores recuerdos de mi infancia y juventud. Cuando nieva se hace un gran silencio y si miras al cielo los copos se convierten en un enjambre que te ataca sin picar. Pisar nieve virgen de camino al colegio es uno de los grandes placeres de la vida. Pero eso solo lo entiendes cuando ya no tienes que ir al colegio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre puedes matricularte y rememorar recuerdos. Y en todo caso, siempre hay edad para lanzar una bola. Besos

      Eliminar
  2. Aquí apenas nada, joooo
    Tampoco la hubiese visto ya que no vivo en Valencia capital donde cayeron unos copitos.
    En fin...snifff
    No he podido fraternizar.
    Me alegro de que tú sí. Se os ve muy felices a profesores y alumnas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ve al interior.... Y verás como están las cumbres
      Besos

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Eso está bien, que siga nevando, que siga.

    ResponderEliminar
  5. Y lo bien que sienta de vez en cuando soltarse la melena y disfrutar de esas maravillas de la naturaleza!!! ;-)

    Bsoss!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué hermoso, profe... viva la fraternidad!
    En Buenos Aires, que nunca nieva, vimos la nieve por primera vez hará unos nueve años.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. debo ser yo la rara... frío y felicidad no van de la mano para mi
    besos

    ResponderEliminar
  8. Clase de fraternidad, me ha gustado mucho.
    Aquí en el norte antes no era tan raro ver nevar
    ahora nieva menos, pero no es algo raro y nunca recuerdo
    haber tenido esas clases de fraternidad cuando nevaba.
    Sinceramente me ha gustado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí en el norte la nieve es propia del paisaje. Aquí es excepcional

      Besos

      Eliminar
  9. Y estas clases son las que nunca se olvidan, en las que aprendes a ser un poco más personas fuera de un aula.
    Qué ilusión! Este frío tenía que traer algo bueno.

    ResponderEliminar
  10. Y estas clases son las que nunca se olvidan, en las que aprendes a ser un poco más personas fuera de un aula.
    Qué ilusión! Este frío tenía que traer algo bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo pronto te ha traído aquí. Bienvenido y sí, son momentos fantásticos

      Besos

      Eliminar
  11. Que bonita es la nieve, y la fraternidad, me quedo siguiendo tu blog y al tener yo también uno pues te invito a el, saludos...

    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Bonito momento, quién fuera copo de nieve caído en Cartagena, con una bienvenida así...

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Una estampa preciosa! Se os ve entusiasmados :)
    Besitosss

    ResponderEliminar
  14. Y será todo un bello acontecimiento.
    Me has hecho recordar la primera vez, que aún siendo niña, he visto la nieve en La Coruña.
    Pasaba por aquí, te he leído, y has despertado mis recuerdos.
    Te deseo una feliz semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro que haya despertado un recuerdo tan bello

      bienvenida

      Eliminar
  15. Cierto es que es belleza útil! Agua, riego y alegria infantil para todos!
    recuerdo hace años que nevó en Buenos Aires, qué sensación de milagro!
    besos porteños, Noelito

    ResponderEliminar
  16. No me extraña que disfrutárais de esa clase de fraternidad!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Acá se ha hecho del rogar este año. Pero todo parece indicar que no tardará mucho en complacerlos. A hacer monos y guerra de bolas de nieve, jajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Y en Graná, como tenemos un microclima un tanto especial, pues nieva en todas partes menos aquí. Todos los granaínos cabreaos porque no ha caído ni un copo... Claro que la sierra está haciendo su agosto, vaya.
    jejejeje

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que sí, que ver nevar es sin duda el fenómeno atmosférico más gratificante. Pero si nieva en la montaña mejor que mejor, que ya iremos a verlo allí cuando nos apetezca... Eso sí, siempre siempre confraternizando.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puntazo de ver ciudades nevadas, amén de incomodidades, es algo recomendable

      Saludos

      Eliminar
  20. La nieve para mi es mágica.
    Cuando contacto con ella el mundo es diferente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Qué buen rollo no?

    Me gusta esa foto tan extraordinaria en todos los sentidos.

    ResponderEliminar
  22. Guapos todos!!!
    De ahí a la eternidad...
    Este año no nevó por aquí.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...