2 de noviembre de 2016

En Labios Encarnados

Se acabaron las rimas fáciles. Nunca quise abusar de ellas pero mis limitaciones poéticas hicieron desembocar mis versos en rimas básicas, aquellas donde poeta y bragueta figuraban rítmicamente.

Es cierto que aquellas ocurrencias arrancaron algunas sonrisas, al tiempo que propiciaron versos que cultivaban los dobles sentidos, y lógicamente comentarios caprichosos. Pero, ¿dónde se encontraba la sensibilidad que debe fluir tras la rima y el quejido barruntando en silencio  de la poesía?

Se acabaron las rimas en estos tiempos prosaicos. Algo así como dar paso al silencio cautivo del tiempo y de la inspiración tardía, tardía en aparecer día tras día.

Y tras caer el telón, como si fuera una alfombra, los versos se pisotean hasta que alguna vez los pronuncien sus labios encarnados.

16 comentarios:

  1. Corren malos tiempos para la poesía y para casi todo.

    ResponderEliminar
  2. Se rimaba en los libretos del teatro en la antigüedad, porque se decía que así se memorizaban mejor...pero...
    Hay rima sin poesía y poesía sin rima...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pero esta prosa te ha quedado bien pintada.

    Abracito.

    ResponderEliminar
  4. Yo encuentro poesía en los lugares más recónditos… Lo hermoso es contarla cómo uno la siente y la vive :-)

    Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres mágica... Eso te da dones que los demás no tenemos

      Eliminar
  5. yo no he logrado jamás hacer poesía... soy totalmente inútil, pero a ti se te da de maravilla...
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo no cambio un beso, por poesía.

    Por muy bueno que sea el poeta.


    Besito.

    ResponderEliminar
  7. La poesía, eso que los poetas discuten si es buena o mala cuando dan un nóbel y que a la gente le encanta.
    Tu prosa me ha encantado
    Besitoss

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...