7 de octubre de 2016

Epílogo



Tal vez sea un dudar, 
Mas hubiera sido tan hermoso 
Como sin alas poder volar, 
Fingiendo ser un vulgar gorrión 
A escasos metros de la luna

23 comentarios:

  1. Ay, quien fuera ese gorrión, así de vulgar, que nos queda tan lejos la luna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. una luna redonda o una luna nueva donde poder columpiarse?

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. No podemos volar pero si soñar.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  5. Eh, los gorriones no son vulgares. Son pollitos molones. :)

    ResponderEliminar
  6. Volemos con la imaginación... algo es algo.
    Besos, profe.

    ResponderEliminar
  7. Nuestra es la decisión de alzar nuestras alas, aun cuando sabemos son inexistentes… Pero qué hay de verdad en todo y nada, más que sentir, que somos y sentimos desde esa libre imaginación para llevar a cabo nuestros vuelos…

    Bsoss y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  8. Todo epílogo tiene su principio y su recorrido... y de ello pueden nacer conclusiones donde la humildad y la grandeza (o belleza que ilumina la noche) se aproximen en el sentir y en el pensar...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Si aún no has tenido la sensación de volar cerca de la Luna, es que te queda mucho por vivir.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vértigo atenaza

      De todas maneras puedes percibir la belleza y ser objeto de órbita

      Eliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...