12 de octubre de 2016

Acrótera Desamparada


Hay una larga columnata de besos
Perdidos y a buen seguro no cuentan
Entre las prioridades en su cornisa.

Aquella arquitectura singular
A medida que se levantaba ante mi vista,
Se transformaba en bellos trampantojos
Carentes de fundamento, cuerpo a cuerpo.

Si hubiera sido aparejo listo,
Hubieses sido dulce entablamento;
Al ser cobarde conglomerado liso
Tuve que abandonarme en la cornisa,
Bajo una lluvia persistente y fina,
Acrótera desamparada.



22 comentarios:

  1. Me da vértigo esa posición final...

    Has hecho un poema con mucho arte...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta ¿alegoría? A veces no es cobardía conglomerada lisa sino madera noble comprometida, no?
    Besitos Noel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que la nobleza en la madera es a menudo decorativa

      Eliminar
    2. :O cuando vengas a Canarias te enseñaré la madera de cedro. Pura nobleza.
      Te hice una pregunta en mi entrada "si pudieras contestarme" Me interesa tu opinión. Si te apetece of course

      Eliminar
    3. Espero haberte contestado adecuadamente. El cedro debe ser precioso

      Eliminar
  3. Hoy aprendí dos palabras con tu poema: acrótera y trampantojos.
    Me gustó, profe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Y es que el amor tiene sus cuelgues...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si cuelgan demasiado...acabas con el estilo afectado

      Eliminar
  5. Ha estado bien la incursión arquitectónica qyue has hecho en el día de lluvia de ayer.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta sentir(te) cuando nos haces deslizar, hoy bajo el manto de la lluvia, entre tan bellos versos…

    Un placer, amigo!

    Bsoss enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado no te golpee con la caida de la acrotera en la cabeza

      Eliminar
  7. No hay lluvia persistente y fina, que pueda con buenos cimientos.

    Un beso, Óscar.

    ResponderEliminar
  8. no me gustan los besos abandonados, se vuelven besos rancios, resabiados.... y más si se dejan al borde del precipicio...
    besos .... de esos...

    ResponderEliminar
  9. Le han hecho un poema, no está desamparada. En silencio alguien la observa.

    Besos.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...