17 de abril de 2016

Tentación



Cada vez que nos acercamos y estamos , siquiera, más de diez minutos, y las manos se encuentran, se rozan en la espalda, en la rodilla o en la tez cansada, en esos momentos, no antes ni después, es donde la casualidad y la inconsciencia da paso a la causalidad y a la noción del deseo, cercano a lo primario. Se acarician las miradas y los sueños se trastocan hasta perderse, perderlo por completo.

34 comentarios:

  1. Holaaaaaaaa.
    Si por esa casualidad a media noche se abre tu ventana y una suave brisa acaricia tu tez cansada, no dudes que es ella,no dejes que escape,ni que tus sueños se trastoquen.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Justo ahí...se hace la magia...
    Un besote gordo!

    ResponderEliminar
  3. A mi pones una mirada de esas de autoridad total, y ni diez minutos ni ná, 10 segundos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hay una frase por ahí que me gusta mucho y dice… “Huye de las tentaciones…pero hazlo despacio, para que puedan alcanzarte…” Y es que, habrá algo más bonito que ese preciso instante¿?... ;-)

    Mil Bsoss y muy feliz inicio de semana!!

    ResponderEliminar
  5. Yo no creo en la casualidad... todo es causalidad... hasta lo más inadvertido...

    En la proximidad se sintonizan mejor las ondas magnéticas de pensamiento y sentimiento... vamos, lo que se ha dicho toda la vida: "El roce hace el cariño"

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cercano a lo primario. Me gustó.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hay cercanías que provocan muchas causalidades...
    Y está bien que así sea.

    ResponderEliminar
  8. Cuando hay predisposición a algo,casi dan igual las casualidades,si no existen, se inventan...

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Cuando hay predisposición a algo,casi dan igual las casualidades,si no existen, se inventan...

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Y ya está, rompiendo las normas si hace falta.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¿Qué es lo que se pierde, el deseo, el sueño?

    ResponderEliminar
  12. La casualidad es una aventura y los sueños te llevan irremediablemente a ella...luego...perderse es cosas de uno mismo.

    besos

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...