3 de febrero de 2016

Barrosa, La de Chiclana

De la red


Las olas me dicen hola desde la distancia, y buscan, juguetonas, congelarme los pies, desde que piso la arena hasta que el agua alcanza mis nalgas. Las nubes no presagian nada bueno, a excepción de la lluvia, el arco iris y una excepcional fuerza del Levante, el dios de los vientos. Adornan el azul con blancos y grises, hasta realizar mil versiones de un cuadro incapaz de ocultar en mi casa. La playa se retuerce y alcanza los 8 kilómetros que mi cuerpo, andando, aguanta y me obsequia sus masajes, sus caricias a los pies, que a duras penas me aguantan. 

Barrosa, la de Chiclana. 

32 comentarios:

  1. El poderío del mar con sus oleajes, capaces de enajenar los nuestros y llegar hasta cualquiera de nuestros rincones...de fuera y de dentro.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me dejo hipnotizar por el mar, por sus olas, aunque a veces busquen juguetonas congelarme los pies :) Cuando estoy en él...mi mar... no me importa el frío, ni la niebla, solo él.
    Pero ellas, las olas, a mi me dicen hola diariamente...desde la distancia. ¡Cuanta suerte la tuya!.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno...la distancia es enorme, en mi caso, aunque están ahí siempre

      Eliminar
  3. Gracias por traerme a La Barrosa a mi casa ¡qué ganas de veranito!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa conjunción letras e imagen!! Se despiertan las ganas de sentir y vivir, todo eso que maravillosamente dices… Un placer, Bsoss!! :-)

    ResponderEliminar

  5. El mundo está lleno de pequeños paraísos, y no cualquiera posee la capacidad de verlos y saberlos vivir...


    Y a menudo la felicidad se encuentra en entender que somos parte de ellos.

    Un beso, Oscar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parte y forma de ellos

      Un paraíso a la vuelta de la esquina de nuestra mente

      Eliminar
  6. Cuchi, ni que te gustara Cádiz a ti ni ná...
    :)

    ResponderEliminar
  7. que foto tan preciosa... es una playa hermosa que conozco muy bien...
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Vaya, sí que sabes descifrar el lenguaje del Mar.
    Yo estoy trabajando en ello..

    ResponderEliminar
  9. Con tus letras me he encontrado paseando por las playas de mi querido pueblo. ¿Serán las mismas? creo que no, pero se parecen tanto que seguro que sí es el mismo mar. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo el placer de vivir 5 años en aquellos parajes. No es mi pueblo pero es algo mío. Bienvenido

      Eliminar
  10. Sabes disfrutar de las cosas, sacarle a la vida lo máximo, la exprimes y se deja, le gusta, por eso te devuelve placeres e inspiración para contarlo y así otros soñarlo.
    Me encantó. Beso y que tu lunes sea de bonitos colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más quisiera disfrutar pero los peros me dominan

      Un sitio para escaparse. Si no lo has hecho...no lo dudes

      Eliminar
  11. No está mal 8 Kilómetros de masaje... y de paisaje hollado...

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Noel! Felicidades a ti también, siempre.
    Sólo es que me he cambiado a una parte donde de momento no hay servicio de Internet. Porque es una parte que se quedó aislada, aunque está dentro de la ciudad. Pero espero que pronto se resuelva.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Noel! Felicidades a ti también, siempre.
    Sólo es que me he cambiado a una parte donde de momento no hay servicio de Internet. Porque es una parte que se quedó aislada, aunque está dentro de la ciudad. Pero espero que pronto se resuelva.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  14. Bonita copla,
    bonitas rimas,
    la de Chiclana...
    cómo no te iba a besar
    con las olas
    el cuerpo serrano
    que Dios te fue a dar!!

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...