16 de octubre de 2015

Oscuro LVIII. El Presunto Animal Y La Orgía

De la red

A menudo,
El presunto animal que todos 
Escondemos,
Abandona lo más oscuro del averno
En busca de la morena rubia que todos
Queremos,
Y arrambla con la primera hembra
 Sin mediar palabra alguna,
Sin tan siquiera pararse a pensar,
Iracundo,
Como Saturno Devoró a sus Hijos,
O  como la desesperación agónica
Que se pinceló en el Grito.

Mas lo que llama poderosamente
La atención, 
No es el revuelo, ni el pánico
Al mostrarse el presunto animal
Que todos nosotros escondemos,
Sino la complacencia de lo más natural
De la morena rubia, que se deja
Plácidamente llevar, que se agarra
 Firme para participar en la posterior
 Orgía.



34 comentarios:

  1. Tú lo has dicho, lo que extraña son las tragaderas que no se deben tener ni por tener la orgía mejor del mundo.

    ResponderEliminar
  2. a mi no me han llevado... será porque nunca me he teñido de rubia??

    ResponderEliminar
  3. Yo era rubito de niño. Ahora no.

    No me llevaran

    ResponderEliminar
  4. ¿Con la primera que agarra? ¿Así a lo bestia...? ¡Que mal XD...!!!
    Y lo bonito que es la conquista....jajaja ¿O no Noel?

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conquista a la primera de cambio. El instinto irrefrenable también juega

      Pero nada como la entrega voluntaria

      Eliminar
  5. Es que las copas de los viernes no suelen caerle bien a todo el mundo...

    ResponderEliminar
  6. Y la orgia????
    Es importante verla para opinar sobre la participación cómplice o no de la Rubia.
    Me faltan datos...
    Sañutti
    S

    ResponderEliminar
  7. Será que todos (monstruo/bestia y chica indefensa) tenemos los mismo instintos perrunos... o mejor, instintos animales jajaja

    un abrazo pensado

    ResponderEliminar
  8. Ea, como los cavernícolas arrastrando a las muchachas por el cabello... Qué poco romanticismo, oyes!
    :)

    ResponderEliminar
  9. SobreCOGEDOR relato.

    Las morenas rubias son anorgasmicas, el presunto animal debió haberlo sabido.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahhhhhhh

      el presunto animal no contaba con tanta información. Probablemente tampoco hubiese cambiado de actuación

      Eliminar
  10. Yo quiero leer tu poema desde la pasión desenfrenada, desde ese desborde de deseo como juego entre dos que complacidos se dejan llevar por esa bestia venida del amor.
    Hala!
    :)

    ResponderEliminar
  11. Una orgía de vez en cuando no está mal...el animal desenfrena los instintos y después vuelve a la grisura de la normalidad.
    Besos, profe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces habrá que plantearse si lo normal es lo normal

      Eliminar
  12. Los delfines no son monstruos, son tan inteligentes como nosotros y se montan unas juergasssss. Igual es que lo hemos hecho mal...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has introducido una variable peligrosa

      Me encantan los delfines

      Eliminar
  13. Animar al animal puede ser realmente peligroso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que puede secuestrar hasta la ánima.....chiste fácil

      Eliminar
  14. Es que esas bestias que lleváis dentro amigo mío a veces y en ciertos momentos tienen mucho morbo

    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Ummm ahora además de tontas las rubias somos todo eso... me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siendo rubia , usted marca excepción...si es verdad lo de tontas

      Si te gusta lo demás, animales por doquier

      Eliminar
    2. La imagen si que es excepcional, brutal!

      Eliminar
  16. Creo que la morena rubia se fue complacida porque no tenía nada que perder, lo de este lado ya no le causaba ninguna sensación nueva...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en busca de sensaciones nuevas...


      se ve que la morena rubia no tiene límites

      Eliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...