29 de septiembre de 2015

La Última Canasta De Pau Gasol



De la red


La última canasta de Pau Gasol
Fue un certero palmeo a la luna
A pesar de la persistente gravedad.

La siguiente proeza superó
Cualquiera de las  expectativas,
Al colisionar nuestros ojos
En el gélido vacío del Universo,
 Sin dejarse ya de mirar
A lo largo de toda la eternidad
En el más oscuro de los infinitos,
Y a pesar de hallarse, en la distancia,
Permanentemente cerrados.





25 comentarios:

  1. un final muy merecido... al final el esfuerzo y el trabajo bien echo da sus frutos..
    besos.

    ResponderEliminar
  2. Es lo que tiene alcanzar donde no llegan los demás. Choque de supernovas. Alma de los elegidos.

    Llueve.

    Bon dia.

    ResponderEliminar
  3. Este Pau me tiene loca, es fantástico verlo palmear la luna, llevarla hasta el firmamento y colocarla como una estrella imposible de olvidar...
    :)

    ResponderEliminar
  4. Este Pau me tiene loca, es fantástico verlo palmear la luna, llevarla hasta el firmamento y colocarla como una estrella imposible de olvidar...
    :)

    ResponderEliminar
  5. Es muy bello lo que has escrito...

    Lo imagino encestando al leerte y... me encanta!!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Te quedo ¡Regio! Felicitación y un besanís.

    ResponderEliminar
  7. Frutos de la constancia y la pasión, en sí.

    ResponderEliminar
  8. el partido fue legendario pero el cómo lo has convertido en palabras, es impresionante. Nunca había leído algo similar relativo a un deporte, que interesante, de verdad!!

    ResponderEliminar
  9. Pau Gasol se merece este poema. Su humildad y naturalidad lo hace digno de tus versos, sí señor!!

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  10. Tan grande que le tocó tocar adonde los demás no llegamos.

    ResponderEliminar
  11. Nos hizo tocar a todos la luna en esa precisa canasta...

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...