10 de junio de 2015

The Church In Brighton

Steve Kilbey. The Church in Brighton


Era una noche cualquiera. Un viernes fin de semana en esta localidad playera cercana a Londres. El Atlántico aparece agitado y el Royal Pavilion aparece desconchado, con un aire abandonado. Una pinta acompaña la visión de la tarde noche. Poca gente, alternativos nostálgicos de los 60 y los autóctonos,  recién acabada su jornada laboral, se entregan a una charla animada, o se muestran con sus ropajes de fiesta, dentro de esa moda inglesa, a mi entender hortera.

The haunt es un local de épocas pasadas.  Oscuro, con una generosa barra, cuatro mesas con sofás  de eskay, algunos focos azules que iluminan un escenario, cuya altura no va más allá de la altura de la barbilla.

A las 8 de la tarde empieza el concierto. Serán dos horas para repasar un montón  de canciones, algunas verdaderos clásicos,  otras agradables sopresas , y un buen número de canciones del nuevo álbum.  Fui disciplinado, y por tanto no canté demasiado, y me centré en ver los gestos - algunos a escasos 2 metros al estar en primera fila - y a sentir cada canción.  


En un momento dado,  cuando ya la entrega de estos sesentones era más  que sobrada, observé  el entorno. Aquellos fans de toda la vida, con su camiseta, y que rememoraban anteriores momentos, conciertos de hace dos décadas,  discos vitales y de verdaderos himnos generacionales; carrocillas que bailaban como si fueramos una verdadera comunidad hippie; y muchas personas, todas, que en esos momentos,  junto a The Church, sentían.  Al acabar You took , que canción !!!, todos a una misma voz, esa singular inglesa que había compartido 2 horas al lado mío,  lloraba como una verdadera plañidera mostrando, eso sí,  una sonrisa radiante. No tuve idioma suficiente para poder conocer aquello tan íntimo y que pasó en esos 6 minutos de canción por su mente. Supongo que no lo entendería,  aunque sí tuvimos la posibilidad de cantar, juntos, la última canción con una sola voz.


Es la cuarta vez que los veo. Ahora hacen una gira en USA y Australia, no sé si volverán por Europa, pero tengo claro que yo seguiré en aquellos conciertos de por vida. Y quien sabe si....no habrá  una quinta

34 comentarios:

  1. Me alegro que lo disfrutaras tanto. Son momentos impagables.

    ResponderEliminar
  2. Hay que ver lo que la música mueve dentro...quien no sienta cada acorde como la más pura emoción, jamás sabrá lo que es la magia...

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, solo salió la despedida de los besitos al darle el enter.... Te decía que no te pierdas todos los conciertos mientras tu cuerpo aguante, es muy emocionante asistir.

    ResponderEliminar
  4. Nueva por aquí... Hola!
    Me gusta mucho la música, creo que hay grupos que marcan para siempre, canciones que son como himnos de vida para uno por haberlos escuchado una y otra vez y a veces hasta llevarlos por bandera... Muy buena entrada, se siente en las letras el entusiasmo y la ilusión por haber estado y por vivirlo de nuevo... ojalá haya más...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo has descrito muy bien. Bienevnida a tu casa.

      Aquí te espero. Besos

      Eliminar
  5. :)

    Irás a Australia y a dúo repetirás con algún canguro :P

    Me alegro por ti.
    De lo de París ni supe. Si es que últimamente estoy que no estoy.

    Un besito, Noelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ir a Australia sería alucinante pero con volver a verlos, donde sea, me conformo

      Eliminar
  6. La singular inglesa y tú disfrutasteis de esa música que está claro, te gusta hasta seguirlos allá donde vayan...y esté en tu mano .
    No los había escuchado, o apenas, pero por ti, lo hice, y la verdad es que suenan...de pm.

    Me alegra que disfrutaras tantao.

    Besos wapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con la adición. ...no vayas a ser la próxima singular que los escuches

      Eliminar
  7. Nada más que añadir... Objetivo cumplido! A guardarlo en el cajón memorial de "experiencias XL"

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me pasó algo parecido cuando hace ya algunos años vino a Buenos Aires Mark Knopfler... fue un placer.
    Besos, profe.

    ResponderEliminar
  9. seguro que la habrá... y tú la disfrutarás.....
    besos

    ResponderEliminar
  10. La música nos hace recordar y soñar entre otras muchas sensaciones y vivirlo en directo es de las experiencias musicales más intensas y dificiles de olvidar por ello vuelve uno a repetirlas siempre que se pueda. ¡Me propongo oir tu grupo!
    Hola, espero que yo con las letras, que me apasionan, y tú con la música podamos formar bonitas canciones en el futuro.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues bienvenida y seguro que no te dejan indiferente

      Eliminar
  11. ......tienes un corazón musical.........le oigo latir un do...re...mi....fa.......

    Un BE-SOL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la gracia sí ha sido, por recibido tu besol

      te do dos

      Eliminar
  12. La musica forma parte de nosotros y que mejor que disfrutar de esos momento que siempre perduraran en la memoria y en el corazon.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  13. El reconocer en tus palabras emociones similares es un gran placer que hace revivir...no olvidamos aquello que nos eleva.

    Un abrazo,

    tRamos

    ResponderEliminar
  14. El reconocer en tus palabras emociones similares es un gran placer que hace revivir...no olvidamos aquello que nos eleva.

    Un abrazo,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo podamos sentir nos hace prójimos, humanos

      Eliminar
  15. Me conmueve tu ardor con este grupo, que encuentro magnífico, por cierto. Te entiendo, además, porque, ¿quién no tiene una música con la que arropar su vida?

    ResponderEliminar
  16. Me conmueve tu ardor con este grupo, que encuentro magnífico, por cierto. Te entiendo, además, porque, ¿quién no tiene una música con la que arropar su vida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta a veces te permite despojarte de aquello secundario o suntuoso

      Eliminar
  17. Da envidia leerte. Creo que son momentos mágicos, con la música que a uno le gusta, y los recuerdos...

    No me extraña que la inglesa se emocionara, la música a veces nos trae recuerdos y los hace presentes. Volverlos a vivir y saber que ya no volverán...

    Muchos besos

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...