27 de abril de 2015

Camboya

Templo de Bayón. Siem Reap. Camboya . De la red

Su sonrisa desmorona 
La escultura más hierática,
Su rictus jamás se quiebra
Ante las perfiladísimos
Repechos que trae la vida,
Y la textura pulida
De sus labios, madre mía,
La definición genuina 
Más privada de Camboya.


Hoy, me llora. Nepal

26 comentarios:

  1. Imperturbable la sencillez con la que nos deleitas.....................

    ResponderEliminar
  2. No conozco Camboya, pero tu poema describe una serena belleza. Conozco gente que ha visitado los templos de allí y quedaron maravillados.

    Salud, Noel, que podamos disfrutar de tus publicaciones por mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Gran comentario, sobre una observacion detallada y acertada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo... Dan ganas de estar allí, contemplando esa sonrisa, ese rictus tan hermoso como tus letras.

    Muchos besos, Noel

    ResponderEliminar
  5. Emocionan tus letras e imágenes Noel, que creo tú conoces.Hoy son especialmente porque llora Nepal.
    Cuanta miseria, cuanta angustia, parece que el ministro de Exteriores nepalí, por medio de los expertos, ya había advertido de manera premonitoria: "Nepal sigue siendo uno de los países del mundo más vulnerables (a desastres naturales).
    Pero es que a estas alturas de la historia ya sabemos bastante de casi todo, y necesitamos expertos en evitar el dolor... la muerte... estos desastres, no expertos en predecirlo.
    Pero ¿cómo es posible que las autoridades hayan cometido esta negligencia y no hayan desalojado toda la zona ?

    Beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mayor de los desastres es la pobreza. Dificil lo que planteas. Esperemos q nosotros podamos ayudar

      Eliminar
  6. No puedo imaginar una realidad peor...


    Pero no hace falta imaginarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mentalidad del sureste asiatico es muy diferente a la nuestra. Eso sí, también sufren

      Eliminar
  7. Y tú que has estado por allí, pues más todavía.

    ResponderEliminar
  8. Duele Nepal. Calman las palabras que se le dedican, no nos olvidamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Inefable descripción de unos labios de piedra, lágrimas por el terremoto de Nepal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. me gusta como escribes y describes tus letras

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...