13 de abril de 2015

Arquitectura

Campo Grande - Valladolid


 La mayoría de las veces,
Cuando quieres darte cuenta,
La arena fosiliza  los tobillos
E inmoviliza  la mayor parte
De todos los miembros vertebrados.

Cuando el viento domina los pasos,
Más visible y evidente es la frágil torpeza,

Y

Desierto en cada una de las acciones,
Se erosiona hasta lograr eclosionar
Las heces de las que todos estamos
Compuestos y descompuestos
-         Llegado al caso     –
Hasta cauterizar las decisiones.

Es ahí el  sinsentido de la estatua
Para disipar toda rima siendo
Porcelana de imitación china.

Pero ¡ ay ¡ cuando se da al clip
Y se mantienen limpios los tobillos areniscos,
Los miembros rígidos irrigados,
La fortaleza desalmenada, mas contumaz,
Y las entrañas expuestas a fuego lento…

Ahí no hay estatua que se resista,
Ni Imperio que se tercie en su camino,
Ahí eres – sencillamente – Arquitectura.





S. Pablo - Valladolid

31 comentarios:

  1. Testimonio de vidas.
    Y belleza para la vista
    ;)
    Besos, Noelito.

    ResponderEliminar
  2. Qué buen poema, Oscar, y qué escultura tan original.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un poema homenajeando a todas las artes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. el sinsentido de la estatua...

    conmueve en el fotógrafo de Valladolid!

    besos,

    ResponderEliminar
  5. Paraliza lo enorme.....lo bello.....

    Viste los pavos reales.........????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te impresiona al mirar

      Veo que has estado en pucela. Los pavos reales siempre están allí

      Eliminar
  6. La arquitectura, cada vez mas tecnica y en perfecta y necesaria evolucion, CLARO. Pero aquella arquitectura, la que fue, es y sera, la que es piedra sobre piedra, pero que muy bien colocadas,.............La belleza, el temple, el misterio, la admiracion y...........

    Mi saludo Noel

    ResponderEliminar
  7. No hay nada que resista a ese "clip".
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Arte y parte, siento yo más allá de la arquitectura, trasfondo, vamos!
    :)

    ResponderEliminar
  9. Y en tu poema e imágenes nos has dejado, arte y esencia de Valladolid.
    La verdad, que el fotógrafo, impresiona por original.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Belleza hecha piedra, donde los días caen lento como las hojas de un árbol.

    ResponderEliminar
  11. Preciosa metáfora, Noelplebeyo, además de acertada...

    Un placer.

    ResponderEliminar
  12. la foto muy chula... yo estoy fosil total para muchas cosas... me he quedado tan rígida que a veces creo que soy yo la estatua
    besos.

    ResponderEliminar
  13. Mi Plebeyo, el arquitecto de las palabras...
    :)

    ResponderEliminar
  14. Tus ojos se centran en lo que merece la pena observar. :)

    ResponderEliminar
  15. Del sinsentido del bronce oxidado a la verdad de la piedra eterna o casi eterna,dos estadios de la vida que se alternan a menudo a lo largo del tiempo.Ingenioso.

    Saludos Noel.

    ResponderEliminar
  16. Del sinsentido del bronce oxidado a la verdad de la piedra eterna o casi eterna,dos estadios de la vida que se alternan a menudo a lo largo del tiempo.Ingenioso.

    Saludos Noel.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...