12 de marzo de 2015

Hasta Donde La Espalda Pierde Su Nombre

De la red


Apenas su nombre olvido,
Recuerdo el deseo perdido
Entre la sabana africana
De mi colchón viscolástico.

Vistoso desvisto su cuerpo,
Y el mío, insaciable,
Cornisa cualquiera
De sus barrocas fachadas,
Hasta colmar todas aquellas
Sombras, desde la testa
Hasta donde la espalda
Pierde su nombre.

Es abisal,
Piélago gemido
Dónde esparcir
Mi hombre.

44 comentarios:

  1. Una ruta salvaje, con el mejor de los destinos.

    Llegaste?

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gusta la entrada, esa imagen tan seductora, y tus versos escritos desde la sombra y el deseo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Oscar.....para este viaje no necesitas ni mapas ni GPS.......te las ingenias bien tú solito.

    ResponderEliminar
  4. Apenas su nombre olvidas. Si, creo que lo tuyo fue grande Oscar, te va a costar olvidar esa esa sábana africana, esa parte que tú ni siquiera deseas olvidar, va a ser difícil, es más, creo que eso es imposible. Con esa imagen…pero no desesperes, que haberlas, haylas, si levantas cualquier piedra... ¡ala""" ! a soñar.

    Besos wapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me he levantado esta mañana levantado piedras y piedras

      Eliminar
  5. El colchón viscolástico ya otorga un nivel, la joven de la foto lo confirma.

    ResponderEliminar
  6. Tanta curva, puede resultar embriagadora!

    Olé!

    ResponderEliminar
  7. Seguro que el deseo no está tan persdido.
    :)
    Feliz finde¡¡

    ResponderEliminar
  8. Un altísimo tobogán para pasar horas de juego.
    Salud, Noel.

    ResponderEliminar
  9. Con semejante foto cómo no vas a querer seguir ese camino.
    Muy bueno, profe.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena.belleza y sensualidad en tus letras. Ese final me encanta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Y no es para menos vista la imagen.
    Un poema sugerente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Definitivamente un poema marcante, me ha encantadooo!!
    especialmente esa tu astucia maliciosa para escribirlo ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo de la astucia maliciosa....me lo tendrías que explicar

      Eliminar
  13. El último verso es magnífico, Noelplebeyo. Es como la guinda del pastel. Supongo tu éxtasis y el de esa mujer.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. De sus barrocas fachadas donde colmar las sombras, donde perderse en las líneas. Y amén.
    Sin más que añadir.
    Increíble donde se pierde el nombre.
    Besos mediterráneos. (sin gripe)

    ResponderEliminar
  15. Mira que es difícil impregnar de poesía hasta "el colchón viscolástico", pues tú lo consigues.

    ResponderEliminar
  16. Uyyyy que sugerente final....
    Me ha encantado y lo de las sabanas africanas...¡qué salvaje!

    :-)

    ResponderEliminar
  17. sombras que, aún desveladas, siguen pareciendo desconocidas, sugerentes, irresistibles....
    feliz descanso!!

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...