30 de enero de 2015

Oscuro LIV



De la red


Siempre admiré
 Su habilidad de
Llegar siempre antes
De tiempo.

A todas luces, todo iba
Rodando, y cuándo
Más pedaleaba,
Más intensidad emitía.

Jamás sospechó
Sin embargo,
Que cuesta bajo acabaría
Fundida.

33 comentarios:

  1. Un poema narrativo con moraleja final... Como decía Cernuda, en la casa de la poesía hay muchas moradas. Qué buena imagen para la entrada. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cernuda siempre me pareció sensato en sus afirmaciones.

      Bienvenido

      Eliminar
  2. Jajajaja, ¡qué buena poesía y qué buena imagen.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta esta forma de expresar la fugacidad de las situaciones; por muy luminosas que sean en sus momentos álgidos,hay que prever el descenso.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. ...me la pido...no para Reyes... ni para cumpleaños......para ahora mismo...
    Y cuesta arriba.???....................jajajajaja.

    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. Cuesta abajo te lleva el mismo impulso, sólo hay que saber frenar a tiempo... cuesta arriba llegás sin aliento y sin piernas.
    Besos, profe.

    ResponderEliminar
  6. Que bonita imagén y que chulo el poema... Pero ¿tú la viste cuesta abajo? me da que ella nunca acabó fundida... ¡Esa bici... es mucha bici! jajaja, tienes ingenio Noel.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Solo hay que disfrutar el camino, sin prisas, sin el agobio de llegar.
    un placer haber llegado hasta aquí y leerte.

    ResponderEliminar
  8. Fundida por la intensidad de la bajada! Una reanimación boca a boca y arreglado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boca a boca se transmiten hasta las ganas de pedalear

      Eliminar
  9. Cuesta abajo y seguro que sin frenos... Pues no me extraña. :)

    ResponderEliminar
  10. yo que ando (que no ando) mucho en bici.... no llego a punto nunca... no se como hacerlo... soy una impuntual sin remedio...
    besos.

    ResponderEliminar
  11. Casi siempre que veo una bicicleta impresa en cualquier medio escrito, me viene a la cabeza un chiste de monjas y algo de un sillín... no sé, no he probado... pero con esta que nos muestras, asegurados además los fuegos artificiales. Es divina la foto.

    Ay Oscar... qué nos querrá decir esa mente privilegiada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chiste se las trae ... divinamente

      Lo mejor es la interpretación propia. Siempre da luz a los pensamientos

      Eliminar
  12. jjaja pensó que la vida era llano nada más.
    Besito

    ResponderEliminar
  13. cual estrella fugaz¡¡¡¡


    besos fuertes,

    tRamos

    ResponderEliminar
  14. Pues imagínate cuesta arriba, un iceberg!!
    Bss, Noelito.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...