20 de enero de 2015

Je Suis


Han pasado días.  Tristemente la vorágine en la que vivimos, hará que la barbarie se guarde en la memoria, y sólo se asome cuando la siguiente venga a recordarnos las anteriores.

Poco hay que añadir a lo que hemos sufrido todos. La barbarie no tiene paliativos, ni tan siquiera una mínima comprensión,  y por supuesto admirar la entereza del pueblo francés,  ejemplificador de aquellos Principios que hicieron nacer para Europa.

Eso sí,  no hablo de:

Ese conjunto de representantes políticos que se agrupan para hacerse la foto, y a la mañana siguiente vuelven a comprar el petróleo al estado terrorista islámico,  mirar a otro lado en las guerras que se libran ante sus narices, y venden las armas, a usar en los conflictos y atentados.

No hablo de esa extrema derecha que aumenta su presencia y poder en Europa, condenando al diferente, a través del miedo y la demagogia. O de aquellos que  hablan de Libertades tras imponer Leyes Mordaza en sus fronteras. O incluso de aquel que practica el genocidio de Palestinos. Tampoco del premio nobel de la paz, acomodado en su segura Casablanca.

Sobra decir que algunos compatriotas nuestros, no están de acuerdo conmigo. Oigo algunas emisoras y canales de televisión que quieren recuperar la cruzada. 

Llegan tiempos difíciles, sobre todo para aquellos musulmanes, vecinos nuestros, acosados por los extremistas de uno y otro lado. Aquellos que creyeron que la Libertad, Igualdad y Fraternidad eran Principios Universales.

Para vencer este terrorismo tendremos que considerar nuestros a los asesinados en Siria, Irak, Pakistán,  Afganistán,  Magreb, Nigeria, Somalia... y las segundas o terceras generaciones asentadas en Europa se identifiquen definitivamente con nosotros. Supongo que por eso los presupuestos de educación y los de eliminar las desigualdades y los guetos, tendrán sus partidas preparadas...

27 comentarios:

  1. Oscar!!!...................cristalino como el agua.

    ResponderEliminar
  2. Difícil permanecer de pie en un mundo que condena las palabras, las ideas, las querellas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Supones demasiado. Como bien dices al principio, la guerra da dinero... y eso es lo único que les importa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. La libertad de expresión en este país es un derecho que no se justifica ni se negocia.
    Lo demás son amalgamas que intentábamos evitar, y que harán que esto por desgracia degenere en los extremos.
    Bss, Noelito.

    ResponderEliminar
  5. Estoy contigo letra a letra, no es necesario que añada na más, bueno...si acaso lo que dice Elvis, que esto no parará nunca, por que "necesitan" el dinero que dan las guerras.

    Besos Noel.

    ResponderEliminar
  6. Esto me recuerda al Ébola, mientras morían miles de africanos por esta enfermedad, no reconocíamos que eran los nuestros los que morían, tuvo que infestarse un europeo para tomarlo como una epidemia que nos podía diezmar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Unas partidas exangües, ridículas, a todas luces insuficientes...pero sí para ellos que nos pretenden analfabetos, ignorantes incapaces de cuestionarse su hipocresía, su desfachatez ante la injusticia que ellos mismos hacen abismal.
    No. No hablemos de esos seres molestos a los que se mete en el mismo saco que los terroristas, a esos seres a los que se ningunea a no ser que se les necesite para extraer algún mineral útil para el mundo "desarrollado" o para cualquier trabajo denigrante que no pueden rechazar porque tienen que comer...
    Este mundo da asco y no somos mejores porque lo digamos...no me siento mejor sabiendo que vivo en un lugar donde millones de personas mueren tras sufrir lo indecible.
    Mi libertad de expresión y de cualquier otro tipo, nunca real del todo, es a costa de que muchos ignoren el significado de dicha palabra, lo cual me abruma...

    ResponderEliminar
  8. Perdón por la extensión, por cierto...me enervan estos temas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te veo...


      Por eso aquí tienes total libertad para decir lo que quieras

      Eliminar
  9. ¡Bien, Noel! Es un tema con muchas ramificaciones importantes para reflexionar y has ido mencionando algunos de esos temas que tienen tanta importancia o más que la Libertad.
    Los atentados plantean muchas cuestiones y muchas preguntas a nuestra sociedad.Y sin encontrar las respuestas adecuadas, seguiremos corriendo riesgos.

    Bona nit.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil responder si no planteamos respuestas globales

      Eliminar
  10. El cuento de nunca acabar. Los que tienen el poder, no quieren perderlo. Se dan golpes de pecho, pero a la hora de la verdad, son tan cómplices como los asesinos fanáticos.
    La Libertad no existe. Y como siempre, las víctimas, sin tener culpa de nada, son los que sufren por un lado o por otro.
    Nada nuevo bajo el sol.

    ResponderEliminar
  11. Te va la marcha jodio!!!!
    Ni se me ocurrirá entrar en debate
    Soy de lo que piensan que es una guerra de civilizaciones. Entendiendo todas nuestras contradicciones
    No más nada....
    S

    ResponderEliminar
  12. No te olvides de Palestina. El mundo es cómplice de un auténtico holocausto día tras día en Palestina. Eso no es terrorismo, ¿verdad?.

    No perdamos la esperanza de, algún día, conseguir transformar en habitable este mundo capitalista de mierda.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. La violencia parece ser para algunos la única solución. Deberíamos reflexionar cómo hemos llegado a esto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. yo tengo amigos musulmanes que son magníficas personas, algunos casi como familia y me parece muy triste que la locura de unos pocos haga pagar el pato con el resto del mundo.
    Esto dice también bastante del mundo tan ignorante en el que nos encontramos actualmente... un pueblo inculto es fácil de dominar...
    en fin... un asco todo.
    besos.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...