4 de mayo de 2014

The House On The Hill




Recuerdo The house on the hill una de mis primeras lecturas en las clases de inglés, cuando estaba en el colegio. Ahí ocurrieron dos cosas: empezó mi indiferencia al idioma anglosajón y mi deseo de imaginar cómo vivir en aquella casa sobre la colina.

Quiero recordar que la casa en la colina presentaba dos retos: darle el sentido a una casa tan grande, y con tan imponentes vistas, y el segundo era el propio camino. Es decir, el definir su ubicación en el lugar elevado, ciertamente inaccesible y lejano a cualquier mirada.

La casa de la colina es llevada, por cada uno de nosotros, de diferente manera. Pero independientemente de como sea, siempre me ha gustado repetir aquello de la inviolabilidad del domicilio,  lo esencial es que recoja todo aquello que pueda significarse como nuestro. Nuestras fotos y calendarios con las fechas e imágenes importantes; los cuadros y recuerdos de otros lugares donde dejamos presencia o recogimos esencia; la cubertería y electrodomésticos que nos hacen la vida más fácil y nos acercan a otras tantas; y los muebles y ajuar, qué tradicional, y que tanto nos cuesta desprenderse. Películas, cds, libros y facturas que dentro de las paredes y ventanas nos definen.

La casa de la colina , en mi caso, lleva , las escaleras hasta el cuarto piso  y la sala de estudio de mis primeros años; la estantería de colores y el edredón de barcos; la cocina rebosante de luz y la persiana del dormitorio caída más de medio año; y aquel garaje y el jardín de la urbanización,  con olor a campo; y la columna casi en medio, el suelo de tarima y la ventana del baño.  Muchas casas que finalmente me edifican.

Deseo que la tuya , por tanto, sea, cuando menos, tan cercana como la que ansías, alcanzando con el tiempo la cima de la colina.

34 comentarios:

  1. Yo, con lo soñadora que soy, esa me encanta, creo que podría tener mucho material para escribir.
    Pero, de igual manera, hay muchas que marcaron época y me identifican. La realidad también esta llena de fantasía.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes tarea para crear la casa de la colina a la altura del río de la plata

      Eliminar
  2. mi casa es mi paraíso, mi refugio, mi descanso, mi todo.... en ella nací y en ella espero morir...no sabría vivir en otro lugar.... está tan impregnada de mi o yo de ella que es imposible vivir en otro lugar

    ResponderEliminar
  3. Yo sigo haciendo y deshaciendo y reconstruyendo mi casa. Aún requiere mejoras para que me sienta aún más acogida.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasito a pasito. Verás como al final se alcanza la cima

      Eliminar
  4. Lejana e inalcanzable cualquier casa si la cima es de una aspiración excesiva, altamente improbable...
    EL mejor hogar es en el que se posa el latido.

    ResponderEliminar
  5. La mía, hoy lo es...
    Y espero que la tuya, siga al filo de ese acantilado, porque a fin de cuentas, el borde, y las orillas no dejarán de formar parte tanto de ellas, como de nosotros mismos...
    Bss, Noelito.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta tu escrito, así sé más de ti y son unas letras que llevan a imaginar, a pensar...

    Deberíamos hacer que esta imaginación nos llevara a hacer todo realidad. Es importante darle un sentido a la vida.

    Ya tengo rato para dar vueltas al pensamiento.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es que se medite, de vez en cuando, y si es en casa, mejor

      Eliminar
  7. me ha gustado lo de dejar presencia y recoger esencia...

    Supongo que sí, que la casa debe ser lo que tú dices... una casa vivida... con referencias identitarias... impregnadas del alma de sus moradores...

    En ello estamos... intentando hacer hogar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. La casa no son las paredes, ni siquiera el techo, ni el número de habitaciones...Mi casa son "mis cosas", "mis trastos", si se quiere decir así; lo que me contiene, lo que me define...

    Por esto, una de las cosas que más me impresiona cuando a una persona mayor la ingresan en una residencia, es este desprendimiento de sus cosas,el dejar abandonado para siempre sus referencias emocionales con su entorno, el diálogo cotidiano con lo familiar.

    Gracias, Noel.Es un tema muy emotivo e interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa parte, la pérdida de ese espacio, debe de ser muy dura. Una deshumanizacion

      Eliminar
  9. Mi casa, soy yo Noel, solo eso, nada más y nada menos, y en ella me siento feliz.
    Preciosos relato.
    He estado un tiempo sin ver actualizaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un hogar es tan simple como la Definición de uno mismo

      Eliminar
  10. Ese sitio particular, en el que cada uno se siente como... Pues eso, como en casa. :)

    ResponderEliminar
  11. A lo largo de los años he cambiado muchas casas, me siento muy bien en la actual... no está en lo alto de una colina, pero sí bastante elevada: en el piso 20º.
    Abrazo, profe y buena semana.

    ResponderEliminar
  12. Para los españoles tu pais siempre és muy atractivo,por sus monumentos y por sus coloridos
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay lugares especiales en muchos espacios del mundo

      Eliminar
  13. Más que el lugar, me gustan los olores y el calor de su interior.
    Debe ser horrible que te echen o desahucien.
    Solo somos Reyes en ella..
    Saludos
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bancos se convierten en poderosos republicanos

      Eliminar
  14. ¿"Casas que edifican"? Me he quedado de piedra por el juego con el significado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo tomaré como te agrada y no me das un portazo

      Eliminar
  15. Me ha gustado tu escrito, te siento mas cercano, como en casa.

    ;O)

    ResponderEliminar
  16. En una casita allí arriba, pequeñita y caliente, con libros y sin tele... Hay días que pediría hasta un préstamo para tenerla ;)

    ResponderEliminar
  17. Y ahí nació esa imaginación que vuela y esa sensibilidad que empapa y atrapa. Qué habilidad con el lenguaje, qué bonito lo dices, cómo llega, esa casa te adoró, por eso eres como eres.

    Yo te admiro, y mucho.

    ResponderEliminar
  18. el admirador admirado....hay que ver las cosas que dices. Gracias por leer todas las entrelineas

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...