19 de abril de 2014

Oscuro XLV: Huellas



Las huellas del desierto se ahondan
En la arena añorando el roce de la roca,
Como la suave palma de una mano
Echa de menos el asir los dedos
Ahora lejanos;

Las huellas del desierto se pierden
Tras los espejismos del horizonte,
Donde caminan como gránulos al
Albur del viento numerosos
Espectros difuminados,
Prácticamente olvidados;

Las huellas del desierto se funden
Con los pasos de antaño para ser
Presentes y testimonios del futuro,
Y todas ellas caminarán a la par,
Mientras las miradas, impávidas,
Aún sueñan con divisar un oasis.

En cierto momento comprenderán
El verdadero significado del Desierto,
Aquel ajeno a todos que atesoro.

39 comentarios:

  1. Las huellas del desierto han caminado con tus letras y quedan marcadas con tus versos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. dicen que quien conoce el desierto se enamora de el

    ResponderEliminar
  3. Ahí, en ese desierto me gustaría que hoy, se perdieran mis huellas.
    Bellos versos.

    Besos Noel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sigue mis huellas antes de que el viento se las lleve

      Eliminar
  4. Andar que dejan huellas como esos momentos que quedan en ti.
    Desierto donde encontrar tu yo en verdadera soledad.
    ¡Genial¡

    Besos ♥

    tRamos

    ResponderEliminar
  5. Muchas huellas, muchas almas, y seguro que se debe encontrar caminando grandes historias que dejan huellas.

    :)

    ResponderEliminar
  6. "Las huellas del desierto se funden/ con los pasos de antaño para ser/Presentes y testimonio de futuro"... ¡Muy filosófico y cierto!

    Salud, Noel. Me ha gustado tu poema.

    ResponderEliminar
  7. Las huellas en la arena de la playa tb molan. :)

    ResponderEliminar
  8. Necesarias esas huellas, para ser conscientes de lo que se lleva recorrido.

    Muy bonito. Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no perderse en el camino....o justamente para eso

      Eliminar
  9. Las huellas del desierto se desplazan en busca de un oasis, que tal vez sólo sea un espejismo...

    ResponderEliminar
  10. Las huellas del desierto, apenas andadas, se difuminan tras nuestros pasos...
    Besos, Noelito.

    ResponderEliminar
  11. Somos todoterrenos, y el desierto es un paisaje que forma parte de nuestras experiencias... a veces hacemos esta ruta con poco agua, otras con la suficiente... los oasis no abundan, y llegados a ellos tampoco hay que fiarse mucho... aunque hay veces que la hospitalidad de sus moradores es sincera y efectiva.

    No sé si tiene mucho sentido lo que he dicho...

    ResponderEliminar
  12. no lo se muy bien, pero a mí me parece que has definido muy personalmente lo que es un desierto

    ResponderEliminar
  13. Hola, Noel.

    La huellas en el desierto a mí se me asemejan a las muescas en los revólveres, pero en romántico.

    Muy bonito poema.
    Unos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las muescas de los revólveres son, me temo, definitivas

      Eliminar
  14. Por desgracias esas huellas pronto de borraran, pero esa poesia perdurá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay huellas que desaparecen, pero mantienen su pisada

      Eliminar
  15. Me gustan esas huellas, me gusta ese caminar por el desierto, aunque sea duro.

    Creo que quien camina por el, sabe más de la vida, y siempre da con el oasis que recompensa todas sus pisadas, su cansancio, su sed.

    Después del desierto vienen lo más grande, no llega cualquier cosa

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Siempre dejando huellas..................................una delicia.

    ResponderEliminar
  17. En un desierto cualquiera, las huellas tal como se hacen presente, se hacen olvido físico, pero queda ese otro desierto interno, donde perduran como recuerdo, como oasis en sí mismas...

    ResponderEliminar
  18. Y la magia de poder escuchar los latidos de tu corazón, y dormir en una duna, no hay un solo hotel en el mundo que tenga tantas estrellas...

    Hermosas letras y esa imagen que invita a perderse tras...

    Beso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa experiencia aún me falta, y sin duda quisiera tenerla con huellas que sepan caminar a su paso, pero en compañía

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Llegará ese oasis, y esa mano... Con seguridad.

    Beso.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...