2 de marzo de 2014

Blografía

Hace tiempo que el tiempo es como el tiempo atmosférico.  Las borrascas se suceden unas tras otras sin que ello signifique la inexistencia de cielos espléndidos. 

Hubo un tiempo en que vivía con los pies en el suelo. Argucias que rasgaban incluso la pedantería y para qué engañarse,  una cierta estela de polvo cósmico que se dejaba arrastrar tras la estela de una estrella. 

Bien es cierto que el tiempo jugó malas pasadas. Pérdidas incomprensibles,  en demasía,  algunas por desgana y otras cuántas por ese falso orgullo que no te lleva a ningun sitio más que a un callejón sin salida.

Inexorable el tiempo me disolvió como lo hace la bruma de la mañana con los primeros rayos del sol,  la calma chicha del verano antes de la tormenta o la cortina de lluvia en pleno mes de monzón. Ser invisible para el mundo, y circunnavegar en un mundo tan limitado que, finalmente, parece ser buque en una bañera,  dónde el agua se pierde tras liberar el tapón,  y como en el canal de Panamá, navegar lentamente, como un telefilm de domingo, viendo pasar al continente, mientras naufragan lentamente los latidos.

Con el tiempo, la realidad es confusa. Y ni pedante, ni estrella; ni buque, ni tan siquiera película dominguera. La entelequia que en un tiempo hubiera descrito como un personaje quijotesco capaz de crear un quimérico blog.

Ese soy yo. Blografía

43 comentarios:

  1. Bueno, ya sabes, el tiempo pasa, las cosas cambian y lo que pensábamos que iba a ser de una manera, pues resulta que no, que no tiene nada que ver con lo que nosotros creíamos.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy seguro. Lo que vengo a decir que la realidad se mantiene hasta el momento, después evoluciona. Nada permanece pero no se pierde

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho la traslación que haces del estado del tiempo al estado de la vida. Se da muchas veces a lo largo de la vida.

    ResponderEliminar
  3. la vida es eso que sucede mientras la vemos pasar con toda esa monotonía...acción es lo que necesitamos, y sólo la vemos en esa peli dominguera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando hay movimientos en más ámbitos de la vida

      Eliminar
  4. El tiempo tiene la entereza de sobrevivirnos para siempre. El tiempo, con sus ajustes horarios, con esos años luz que nos acortan o distancian por antojo. En ese tiempo cabe todo. Una estrella, un buque, o un quimérico blog.

    ResponderEliminar
  5. Tú eres más que todo eso, Noel.Te he leído casi siempre y te valoro mucho más. Tu blog tiene sustancia. El tiempo nos diluye sueños y nos pone la realidad, a veces menos bella, de la que soñamos, pero todo es fugaz y las quimeras pueden dejar de serlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sustancia es sencilla: historias que tienen un inicio y jn final, y a veces se confunde

      Eliminar
  6. Somos tantas cosas... que no tenemos tiempo de probar y conocer todas nuestras facetas. Por eso nos sorprendemos cambiantes... Solo necesitamos que nos den decorados diferentes para hacer cosas nuevas...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. La vida és tan corta,que comenzamos a vir el final,antes de saborearla

    ResponderEliminar
  8. la vida a veces es monótona, tanto que es como un disco en autoreplay.... y otras veces es totalmente impredecible... no sabemos por donde va a llegar el siguiente capítulo y eso hace que nos mantengamos en vilo..... mi biografía últimamente está demasiado borrosa
    te dejo un beso dulce Noel

    ResponderEliminar
  9. Somos biografía, tiempo y realidad, somos vidas pintando emociones en páginas en blanco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Noel.

    Me has dado una idea por si alguna vez decido no despertarme más (dentro de cien o doscientos años por lo menos...) y es la de disolverme. Creo que sería bonito desaparecer así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, si ew dentro de un par de siglos, esperaremos tal acontecimiento

    ResponderEliminar
  12. De alguna se habla de una circularidad, conocida-desconocida, el movimiento siempre se demuestra hasta en la más creída quietud.

    abrazo querido hermano.

    ResponderEliminar
  13. Respuestas
    1. El movimiento se demuestra andando , hasta en el momento de parar

      Eliminar
  14. la realidad supera la ficción, o era al revés?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. habitualmente la realidad tiene una dosis de ficción que nunca supera a la realidad

      Eliminar
  15. "mientras naufragan lentamente los latidos"... de esas frases que perforan...

    Casi todo es efimero, pero imborrable.

    Escribes y provocas marejadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a veces lo efímero perdura a lo largo del tiempo

      mientras que no provoque majaderas jjajaaj

      Eliminar
  16. Me gustó tu blografía poética y filosófica...
    Saludos, profe.

    ResponderEliminar
  17. Ahí esta la gracia de la vida en los cambios que se producen en uno mismo, en los demás, en nuestro entorno.... metamorfosis necesarias aunque a veces no las entendamos pero siempre digo que si se producen es por algún motivo que tarde o temprano terminamos por entender o quizás ¿aceptar?.
    saludos desde Tenerife.

    ResponderEliminar
  18. Todo un orgullo formar parte de éste capítulo, eres esa ventana a la que se le pueden tirar piedrecitas para avisarte de que llegué y siempre estás.
    Sigue navegando!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que sean pequeñitas, no se vaya a romper y se j....el invento

      besos

      Eliminar
  19. Mucha nostalgia siento en tus palabras. Nostalgia y... ¿decepción?...
    Pero me ha gustado, Óscar. Mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nostalgia, no. Decepción existe pero también satisfacción

      Eliminar
  20. Pues ¿sabes qué te digo? que me gusta como eres.

    ResponderEliminar
  21. A mí me gustas desde que conocí, y tu biografía es la de ese hombre que late entre el tiempo y me gustó tanto como tú...

    Besos, Noelito.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...