25 de septiembre de 2013

We Can Do It ?


Apenas iniciado el año académico, 2013 - 2014 - cómo suman, parece que fue ayer - se incrementan las dudas, e incluso aparece algún que otro signo de desorientación.

Nuestros recién y victoriosos señores del poder, véase el lustroso rey de Holanda o la canciller Merkel, no paran de bombardear mensajes sobre el final apocalíptico de la denomina Europa del Bienestar. No es sostenible, incluso no es justo para los señores del Norte que mantengan a los parias del Sur - aquí puede hacerse una lectura interna, en plan nacional - y pasito a pasito, medida a medida, recorte tras recorte, se confirma que este cambio de sistema avanza a pasos agigantados. Y llama la atención que los que toman las medidas mienten o disimulan muy poco, incluso a potenciales votantes - que los autónomos tengan que devolver ahora ayudas recibidas, o la más que evidente intención de desmontar la sanidad - hasta con la sentencia provisional de paralización de la misma en Madrid - sin olvidarnos de cambiar leyes para megaproyectos de truhanes y estafadores - véase el Eurovegas - o chascos patrios - Olimpiadas en plena crisis, que son sustituidas automáticamente para que ávidas ciudades se lancen a nuevas candidaturas eurofutbolísticas.

Sabéis todo esto y miles de casos más.Pero, ¿ y dónde estamos nosotros ? ¿ Dónde se esconden los agredidos?

En mi sector apenas hay preocupación. Lo de las 21 horas lectivas asumido con total naturalidad; aulas saturadas y plantillas ajustadas a la máxima expresión, resignación y búsqueda de los grupos más cómodos - si es que quedan -; Sueldos congelados y pagas extra en vistas de extinción, no pasa nada si a finales de mes ves como te  ingresan para vivir sin apreturas; traspaso de la financiación a los centros concertados y privados en detrimento de la pública, que acepta sin pestañear que las administraciones no abonen un importante % de los presupuestos anuales, y sigan funcionando, con " normalidad "

Se ha iniciado una verdadera lucha individual por sobrevivir ante los ataques del sistema. Sálvese quien pueda. Me sorprende cuando se redactan y se aprueban  los objetivos generales de la etapa - repletos de solidaridad, de desarrollar el sentido crítico y los valores democráticos en nuestros alumnos - lo vacuos que quedan en manos de nosotros mismos. A lo sumo, nos sumamos a un día de huelga  - algunos por no madrugar un día - y al día siguiente, continuamos como un engranaje que le han reducido el aceite y a pesar de chirriar, no para.

Siento el pesimismo. Eso sí, la lucha continúa. En Baleares y su huelga indefinida es un pulso y si te animas, vamos a enviar un montón de firmas para conseguir que al menos, el ministro de educación - si es que se merece tal calificativo, -compruebe que toda la comunidad educativa está en contra de lo que propone.

 Cuidadan@s, padres o madres, contribuyente, docente, trabajador, jubilado o en paro, miembro de una sociedad que crea en la igualdad de oportunidades desde una Educación Pública, Laica, Gratuita y de Calidad...

¿ Te unes ??

30 comentarios:

  1. Bueno, no unirse no sería de recibo.
    Hay que hacerlo pese a saber y que sepas y sepamos y todos lo tengamos claro y bien clarito, que a estos hdp todo se lo trae al pairo, y no van a mover ninguna ficha.
    Todo será dar más palos al agua.
    Esto es una dictadura del saber, de que saben que tienen la sartén por el mango, y que hasta que nadie los eche, seguirán con la misma deuda, los mismos sobres, y la misma política.
    Bss, Noelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no podrías leer mejor la realidad y lo que uno piensa

      Eliminar
  2. Claro. Aunque nos tomen por el pito del sereno. Que jartita estoy.
    Besito

    ResponderEliminar
  3. Por supusto que me uno, me he unido ya a tantas y tantas buenas causas que van solapándose sin resultado...
    Pero por mí no va a quedar, desde luego, aunque siento el mismo pesimismo y añado una rabia feroz ante semejante sumisión general. Nos están vapuleando descaradamente o de soslayo como si de un Guantánamo se tratara y nosotros a agachar las orejas.
    Qué terrible.
    Voy p'allá
    :(

    ResponderEliminar
  4. Me uno, desde el otro sur, cruzando el charco...

    ResponderEliminar
  5. claro que hay que uirse!!
    yo siendo autónoma ya he perdido toda esperanza.... este verano con 2 tendinitis, una en cada brazo y sin poder darme de baja.... que me vas a contar a mi......

    ResponderEliminar
  6. Esto es solo una guerrilla donde cada uno, como bien has dicho, va a salvar lo suyo, pero no hay salvación a corto plazo. ¿quién iba a pensar que la tercera guerra mundial sería económica? No por ello menos sangrienta. Porque el ser humano, sin excepción, es por naturaleza "agresivo", y hará lo que sea para proteger a su camada.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Claro que me uno. Aunque opino exactamente igual que la Zarzamora. Que estos no sirven.Que no.

    ResponderEliminar
  8. Soy de la opinión de que unidos se hace la fuerza.
    Allá va mi granito de arena.

    Besazos

    ResponderEliminar
  9. He venido por primera vez a su blog. Me gusta, tanto en su diseño como en lo que escribes. Me apunté como seguidor suyo y la invito a que venga a mi blog, se apunte de seguidora para quedar enlazados y seguirnos comunicando.

    ResponderEliminar
  10. Gracias. Lo de apuntarme como seguidora, será difícil, a no ser que cambie de sexo

    ResponderEliminar

  11. El gobierno recorta en gasto social arruina la sanidad, la enseñanza, y acaba de anunciar un recorte de más de 10.000 millones nuevamente. ¡Que asco p/d…! y además de todo,la vida se encarga a veces de apalearte, pues contra todo esto al menos enfrentarnos, no dejar la lucha. Claro que me uno.

    Siento las ausencias Noel.

    Un beso, por aquí nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contar con tu presencia, es fundamental

      Tus ausencias, no son deseadas. Pero no las sientas. Estarás a otras cosas

      Eliminar
  12. me uno, claro, en la protesta y en la intenciòn.
    es que vuestra realidad se parece tanto a la nuestra.

    abrazo, Noelito!

    ResponderEliminar
  13. me uno, claro, en la protesta y en la intenciòn.
    es que vuestra realidad se parece tanto a la nuestra.

    abrazo, Noelito!

    ResponderEliminar
  14. me uno, claro, en la protesta y en la intenciòn.
    es que vuestra realidad se parece tanto a la nuestra.

    abrazo, Noelito!

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...