29 de agosto de 2013

Ángeles Caídos

Puente De Sant Angelo - Roma


Cada uno de nosotros y nosotras portamos una Cruz a cuestas. En ese sentido somos Ángeles, entendiendo como Cruz aquellos pesares, dificultades, problemas que voluntariamente así portamos, y lógicamente Ángel como aquel ser que jamás pone una mueca o lleva una queja por palabra.


Entenderme bien, ahora que el verano presenta su final, significando - entre otras muchas cosas - la vuelta a la normalidad, como puede ser la vuelta más o menos habitual al blog, pero entiendo perfectamente que algun@s - no sé si muchos o pocos - nos consideremos Ángeles Caídos.


34 comentarios:

  1. Desde el otro hemisfrio, no tengo vuelta a la "normalidad", sigo en ella, y me considero un ángel caído que de a poco se levanta, da unos pasos y vuelve a caer, junta fuerzas y reinicia el circuito...
    Espero que hayas tenido un hermoso verano.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ya tenemos la cruz a cuestas, volver a caminar en la normalidad, la rutina, y el volver a luchar en un invierno con todo lo que conlleva de gastos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Bueno… yo voluntariamente no llevo la “cruz” es que no me queda otra… :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo me di un batacazo descomunal,así que me costará levantar las alas...
    Pero lo haré.

    ResponderEliminar
  5. Si, pero hay que levantar esas Alas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ángeles caídos, ovejas negras... Sí, vamos. Hay quienes lo pillamos todo. :)
    Beso!

    ResponderEliminar
  7. La normalidad siempre comporta la carga de lo cotidiano.
    Es una cruz, o no, todo depende del peso que podamos soportar.
    Si somos ángeles, habrá que ir tirando mano de alas, adecentar las plumas oxidadas por el salitre y levantar la cabeza para mirar un poco más allá.
    Y si no lo somos... entonces no hay remedio.
    Besos mediterráneos.

    PD:me alegra tu vuelta.

    ResponderEliminar
  8. De vuelta a la normalidad... dejando atrás un verano más... recogiendo plumas para armar un par de alas y yo esperando tu verano con ansias ( el frío me tiene harta).
    Bienvenido al ruedo, abrazos miles.
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues que te sea propicio...el calor está a la vuelta de la esquina

      Eliminar
  9. soy una apasionada de los angeles, tanto que dicen que soy uno de ellos,
    los angeles caidos sufren... pero tambien aman


    besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. yo llevo cargas que no me he buscado y otras que me han caído por inercia....
    sobre la normalidad estoy deseando que llegue!!

    ResponderEliminar
  11. gracias a "lo caído" es que hay ángel...

    besos!

    ResponderEliminar
  12. No te quejes, que hasta el disfraz de ángel caído, te ha de sentar bien...
    :P

    Besito, Noelito.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego, pesa lo suyo el angelito. Hermosa foto.

    (No sé que pasó, a veces me pasan esas cosas, de repente, no sabía si había soñado lo de que te pasara la ruta del viaje, o qué. Luego pasa que vi el comentario, que no sé donde había ido a parar, bueno, todo cosas un poco surrealistas, pero ya te digo, de traca.
    Me gusta que te gustara, ya sabía yo... :-). Te haré un croquis, con tiempo, ahora hay que acoplarse y cargar la cruz del fin de fiesta.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. A mi me gusta ser un ángel caído, el cielo es un sitio muy aburrido

    Un besote y bienvenido a la normalidad

    ResponderEliminar
  15. Lo que más me gusta de la idea de ser un/a ángel caído es sentirme atraída por las pasiones de los demás, decidiendo divertirme con y entre otros ángeles caídos... mientras cargo con mis agobios, trabajos y carga -eso que no falte!-. Me alegro de volver a leerte.

    un abrazo

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...