5 de febrero de 2013

Marronesclaroscasiverdes: Océanos



Era una persona con dos ojos. Hasta aquí todo normal. Lo cierto que eran dos ojos - podría decirse - ordinarios, ligeramente ovalados y sobradamente protegidos por unas cejas enmarañadas, desenfadadas y anárquicas en su disposición, algunas apuntando hacia arriba - cejas Zapatero - y otras pocas hacia abajo, rozando con unas pestañas abundantes, largas y muy finas, que abrigaban como un buen Armani ; y estas sí, cuidadosamente dispuestas como una sombrilla capaz de proporcionar sombra a las tres de la tarde en los tórridos meses de verano.

Era una persona con dos ojos. Hasta aquí todo normal. Solía contar que el color de los mismos era prácticamente indescifrable, cercano a unos ojos marronesclaroscasiverdes, sobre todo, cuando al aproximarse al océano, se sumergía completamente en el interior de sus ojos, y su iris se transformaba en  Índico capaz de acariciar los rostros humanos; sus palabras contoneaban los versos para calmar y volver a todos Pacíficos; su cuerpo se mostraba como un Atlántico capaz de soportar el peso de los despechados; y sobre todo, al pestanear, y cerrar fugazmente los ojos, helar hasta al corazón más derretido con su mirada glacial.

64 comentarios:

  1. Cualquiera diría que eran unos ojos casi hipnóticos y grandes continentes que reflejaban amplificadamente todo lo que en ellos penetraba a través de la retina...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí,... deberías estar radiante, orgulloso de ti y de tu trabajo; sin plantearte los resultados para poder dormir por las noches. Debes aprender a desconectar, a escaparte a mis nubes y poder observar otros mundos desde las alturas y, desde allí, seguir escribiendo tan maravillosamente como lo haces (porque mira que lo haces bien, puñetero).

    ¿Era persona y tenía dos ojos?... Pues eso es un alivio, Óscar.

    Besos. Mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ultimamente me encuentro inundado y con dos ojos abiertos. Miraremos en las alturas, cuento con tu ayuda

      Besos

      Eliminar
  3. Es un alivio que ese ojo pertenezca a una persona con otro igual, pero me preocupo un poco que al pestañear hiele corazones…

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Los ojos inspiran confianza, desconfianza, palabras...
    Ah, y mis ojos son, dicen, marronesclaroscasiverdes. Yo les digo color miel, pero les han dicho textual ese color que nombras acá.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esa es una manera preciosa de describirlos. Bienvenida

      Eliminar
  5. No sabría con qué párrafo quedarme de lo mucho que me han gustado los dos, cada uno con su particular mirada.
    Yo, que tengo los ojos verdesmediomarrones, doy gracias por no tener cejas anárquicas o mirada glacial,pero ya me gustaría tener unas pestañas sombrilla,oye.
    Te dejo un beso sin pestañear.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todo es cuestion de ir a un estilista y que te ponga las pestañas adecuadas

      Eliminar
  6. Una mirada invencible (por lo que veo, con mis ojos claro...)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Los ojos marronesclaroscasiverdes se vuelven verdesquetequieroverde al contacto con el mar.
    Besito

    ResponderEliminar
  8. Humanos al fin y al cabo...como el pestañear.

    ResponderEliminar
  9. Siempre voy con gafas de sol, los ojos delatan.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa mirada, noelplebeyo nos traes.

    Lo que no sé cómo has conseguido esa foto que lo plasma todo.

    !!Felicidades por ello¡¡ , no era fácil.( nada facil)

    Un abrazo.

    Encantada de encontrarme con la bonita entrada de tu blog, y esa foto...

    De verdad, un placer venir por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que aparezcas...la foto...de internet...el azar

      Eliminar
  11. Demasiados detalles para ser ordinarios...¿te sedujeron Noel?
    Si, creo que si.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Pues parece que era una persona que lo hacía todo al pestañear y cerrar fugazmente los ojos.

    La verdad es que esta bastante bien descrito y escrito , todo hay que decirlo.

    Felicidades nuevamente.

    ResponderEliminar
  13. Ese Océano tenía todas las caves para descrifrar aquel extraño color de ojos.¿ No?, se lo preguntaré al océano, besos.

    ResponderEliminar
  14. Perdón, quise decir " claves", escribo fatal, lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejje....demasiadas incógnitas...una mirada que estaba en todos los oceanos y con sus multiples miradas

      Eliminar
  15. mi hermana Raquel los tenía así, justo de ese color, que cambiaba dependiendo de la intensidad de la luz...... ya se apagaron sus maravillosos ojos.......

    ResponderEliminar
  16. Ojos profundos e implacables. Me gusta tu blog así que con tu permiso me quedo por aquí. Te animo a visitar el mío.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Los ojos delatan demasiado. A mí me gustaría tenerlos de ese color. Los mios son marronestipoespañolanormal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. jajajaja....puedes ponerte lentillas de colores

    ResponderEliminar
  19. Las miradas hablan aún desde el silencio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Preciosa mirada... ¿Quién te miró con esos dos ojos en los que te sumergiste? Por cierto al ir a comentar me ha saltado un scrip de venta de zapatos de esparto... ¿En tu blog? ¿Cuánto ganas? ;-)))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no disimules, ni parpadees.... saltan zapatos de esparto ??? compra unos cuantos...que yo no gano nada de nada...no se de donde sale, a veces me salta..creo q es al poner la barra de la musica....

      besos

      Eliminar
  21. No en vano el "cliché" : los ojos, espejo del alma. Bien construido texto que me deja una sensación circular, de oleaje inmenso e intenso, inaprensible desde la razón, sensorial e iconográfico como los océanos.
    Mi fraterno abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Hay miradas... así de bellas.
    Un placer regresar y enconarte publicando nuevamente, abrazos infinitos.

    ResponderEliminar
  23. Realmente eran unos ojos espectaculares.
    No sé si habría sido capaz de soportar el peso de su mirada oceánica. Tan grande y tan voraz.

    ResponderEliminar
  24. El poder de una mirada...a veces nos define y también nos pinta paisajes. Hermoso!
    Muy feliz de encontrarte :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Yo siempre sostengo que hay miradas poseedoras de huellas dactilares..

    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Y a mí que me han asustado???
    :(

    Besos, Noelito.

    ResponderEliminar
  27. Hermosa imagen para una descripción sentida y poética.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Es un examen detallado del mejor oftalmólogo que puedo encontrar en la red jaja, tal como tú, claro está...

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  29. Hay miradas que nunca se olvidan.
    Si, original que es una...

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...