21 de febrero de 2013

Flying In The Strait






Supuse que el Volar no era tan complejo. Alcé los brazos, a la altura del cuello, y no - sin demasiado esfuerzo - empecé a aletear, hasta alcanzar tan soberbia altura. Siempre entendí que los estrechos de miras, aquellos que no miraban más allá de su propia orilla, jamás comprenderían que detrás de la misma se extiende un enorme continente. Si además osaban  prolongar su mirada hacia el horizonte, comprenderían de facto su pequeñez, de lo nimio que es ser playa, acantilado, golfo o bahía. Por eso jamás levantan la vista.

Volar no fue el reto. Ni tan siquiera el saber acompasar la respiración con el aleteo, y el aprender a aprovechar los Alisios que elevaban o el Levante que te proporcionaba velocidad. La experiencia y los buenos consejos te permiten adquirir tales destrezas. Ahora arriba, desde el cielo me permito entender que el Mediterráneo no es más que un hermoso poema descrito entre dos pergaminos, uno de ellos extendido, con diferentes tonos y rebordes rectilíneos, y otro más corpulento, con textura más gruesa y tinta impregnada en el universo temporal de millones de gotas que dejó registradas el tiempo.  

Y justo allí , en el Estrecho, el poema se hace verso para ante mis ojos hacerse escrito y arte,  capaz de divisarse desde cualquier orilla


Del Cádiz que  se encuentre en mí
Y que lo porten siempre ell@s 

51 comentarios:

  1. Respuestas
    1. la verdad que la tierra en la distancia es lo que tiene

      Eliminar
  2. No ha sido tan complejo con este texto tan bonito.
    Y....sobre toda esa geografía, poesía.

    ResponderEliminar
  3. De repente se materializa la geografía en Cádiz, eh?

    Elegante entrada Noel

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué chulo... Y la fotillo, no digamos. :)

    ResponderEliminar
  5. En el vuelo está la clave siempre.

    Mientras los de Iberia no sigan "jodiendo" y nuestras alas estén recosidas tras cualquier caída.

    Besos, Noelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre hay que buscar buenas compañías, y de vuelo también

      Eliminar
  6. ¡¡¡Ole, ole y ole!!!y te lo digo desde la orilla por la que sobrevuelo a todas horas.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen texto... de amplias miras y profundas ideas... de mar adentro y de costa a costa...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me he puesto alas con tu texto. Gracias.

    PD: se lo enseñaré a mi hijo que quiere ser el primer astronauta gallego, quiere para el año estudiar aeronáutica pero yo creo que ya hay un gallego en la luna, en fin bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si es astronauta, que se lleve una copia de este texto !!!

      Eliminar
  9. ...y unas palabras para describir el silencio que se forma al mirar desde ahí arriba??

    Un diez a tu entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. últimamente me encuentro más cerca del silencio atronador en el propio suelo

      Eliminar
  10. Es verdad lo que dices, bueno no del todo, yo creo que en El Estrecho es donde nace el poema, no sé si se hará verso o no.

    Bonita entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vete a saber...si al final fue verso alguna vez

      Eliminar
    2. Predona noé, no quiero discutirte tus palbras, yo solo añadí la palabra "nace" al poema , ese que hay arriba, por favor, !! lo has escrito tú", y eras tú el que dijo " se hace verso".

      Pero bueno, yo no te discuto nada,¡¡ son tus palabras¡¡

      Bueno, besos, Que más da prosa o poema,lo que quizás no entiendo porque un poema no puede ser verso.

      Pero bueno, no te preocupes. No pasa nada.saludos, que tengas buena semana, un abrazo.

      Eliminar
  11. un mismo mar y tan distinto desde donde se vea..... desde Marruecos es precioso!!

    ResponderEliminar
  12. Fantástico, Noel.
    Ver desde la otra orilla es lo que nos hace percibir el horizonte con más claridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre desde el otro punto de vista y a una determinada altura

      Eliminar
  13. Un pequeño impulso y ya estamos entre las nubes, manoteamos en el intento de apartarlas, como si fueran copos de algodón y no perdernos el azul violeta del Mediterráneo, que besa y moja con su saliva espumosa el cuero de los pergaminos.
    Bella visión, Señor Gato.

    ResponderEliminar
  14. Me gustó y como has descrito con todo detalle el vuelo y lo fácil que es... mañana me voy a echar un vistazo al Atlántico. ;)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. merece la pena dedicarle un momento a la foto, muy buena

    ResponderEliminar
  16. Además de las palabras relajantes e incluso, calmante que nos entregas en este post, me ha gustado: "los estrechos de miras, aquellos que no miraban más allá de su propia orilla, jamás comprenderían que detrás de la misma se extiende un enorme continente". Me quedo con esta sensación de atreverse a hacer algo, dar el primer paso por muy complicado que parezca. Es un texto esperanzador.

    un abrazo profesor :)

    ResponderEliminar
  17. Geografía... todo un aprendizaje... ups!
    Besos, Mr. ;)

    ResponderEliminar
  18. Se lee fantástico... más fantástico sería poder remontar vuelo de verdad.
    Un placer leerte, te dejo un abrazo

    _000000___00000___*
    00000000_0000000___*
    0000000000000000____*
    _00000000000000_____*
    ___00000000000_____*
    ______00000_______*
    ________0________*
    ________*__000000___00000
    _______*__00000000_0000000
    ______*___0000000000000000
    ______*____00000000000000
    ______*______00000000000
    _______*________00000
    ________*_________0
    _________*________*
    _________*_________*
    ____________________*
    ____________________*
    ___________________*
    Te deseo un hermoso fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno...yo te escribo desde una altura...la del piso donde vivo

      Eliminar
  19. Muy buena descripción de algo que amo pero que no conozco. Te invito a visitarme en poemarioenlibertad.blogspot.com.ar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Que maravilla de sensaciones, nunca habia volado tan alto en mi mediterraneo, y tu forma tan poetica de enseñarnos a planear sobre esa tierra.

    Volviste cuando me fui, y ahora que vuelvo espero disfrutar por mucho tiempo de tus escritos. Un fuerte abrazo con sabor a mare nostrum.

    ResponderEliminar
  21. Un trazo estrecho puede ser infinito cuando no se quiere ver más allá, sin embargo desde la perspectiva abierta que da la altura, el conjunto pleno todo se relativiza y se entiende mejor.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  22. Sin duda. A mayor campo de visión, más comprensión

    ResponderEliminar
  23. Me gusta la foto y me gustan las palabras. Volar no es difícil; basta con cerrar los ojos.

    Un besote.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...