29 de enero de 2013

Oscuro XXXVI: En la Oscuridad

En la Oscuridad

Maullaba cada vez que mis pasos se aproximaban. 

Eso sí, cuando me ponía al alcance de sus ojos, miraba silenciosa, inmutable y recelosa ante mis más que variados ofrecimientos:

Pienso seco
Pienso húmedo
Paté de buey
Paté de pescado
Agua con agua filtrada
Agua a temperatura ambiente
Cajón con arena
Cajón sin arena
Y mate para purgarse.


Y ante tanto desaire, la tentación era volverse por el mismo camino y abandonarte, ensordecer tus maullidos lastimeros y negarte el calor de mis manos al acariciarte.

Cual fue mi sorpresa, al echarte mis manos, y traspasarte.

Maullido de estupefacción simplemente se escuchó al verme cautivo en el interior de tus ojos.

50 comentarios:

  1. Es el peligro de traspasar la frontera!!

    Muchas veces resulta que estás tan cómodo que te da igual no poder salir de allí.

    Un miauuuu con lametón incluido. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. con los gatos el límite es siempre el que ellos imponen

      tienes la lengua rasposa ?

      Eliminar
  2. Los ojos gatunos pierden, te envuelven y no hay resistencia a ese ronroneo tan particular.

    Miuauuuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me lo dices o me lo cuentas....por tu propia experiencia...

      Eliminar
  3. Los gatos y tú formáis un tándem, chispa más o menos, no? :)

    ResponderEliminar
  4. yo siempre he tenido gatos, me fascinan!!!! pero son orgullosos....

    ResponderEliminar
  5. Si oyes sus maullidos, no es una ilusión.
    Sigue escuchándola, tal vez llegues a entenderla y sepas qué quiere.
    ¿No ves que te está llamando?.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  6. Y, el último maullido, quien lo dío, ¿el gato o la gata?

    Besos, preciosa entrada.

    Un abrazo, que tengas buen día.

    Fecicidades por tu post. Bellos animales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu sabrás, yo no cuento la historia, solamente te he hecho una pregunta, igual que tú a mi...

      Eliminar
  7. Es lo que tiene visitar de nuevo la Alhambra que hay muchas gat@s mágic@s...o endiablad@s.

    ResponderEliminar
  8. Que caprichosa gata y que extraño final.

    Me gustan los gatos, son elegantes, limpios y muy independientes, adornan la casa como si fueran una figura fina y de porcelana suave que cada vez decora un rincón de la estancia.

    ResponderEliminar
  9. Hay ojos atrapantes,tanto que te devoran sin darte apenas cuenta...
    Ojo!
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no sabía que los ojos masticaban...

      se tendrá precaución

      Eliminar
  10. Un gatopensamiento :) muy bueno!
    Hola querido Noel, hacía mucho no pasaba.
    Que bueno que me di una vuelta !

    Saludos!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso me dió yuyu...lo de un gato pensamiento me dejó helado


      me alegro de tu paso...como el humo

      Eliminar
  11. Con los gatos ya se sabe...
    Hacen lo que les viene en gana y cuando les va bien a ellos. No se someten a tu voluntad por mucho que les ofrezcas, será cómo y cuando ellos quieran.
    Lástima que le tomaste cariño, a ver si responde...
    Seguro que sí.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  12. "Guaaaau", digo "miaaaau".
    Te poseyó sin que te percataras.
    Muy bueno, señor Plebeyo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Guau!! Pero que gato más chulo y esa foto merece un premio y con esos ojos que de verdad me voy a creer la historia de que estas cautivo en sus ojos. ¿Porque esos ojos son los del gato, verdad?

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues ahora que lo dices ... no se si son de alguien

      Eliminar
  14. MUY BRILLANTE CREACIÓN. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  15. las madrileñas son así de complicadas :)) o tal vez no...
    cierto, también la fotografía es muy bonita.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de Madrid...lo dificil es que alguien sea de Madrid jjajjaja

      Eliminar
  16. el inescrutable aullido felino, NOEL,

    me ha gustado ese juego bonito que logras al reflejarte en los ojos del gato.

    Saludos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Una foto espectacular, unos ojos que te comen entero.
    El gato es algo aparte, tiene un alma antigua y sabia.
    Saludos desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  18. Me encantan los gatos, esa mirada tiene un no se qué. Dicen que son traicioneros, pero no lo creo. Al menos el mío es muy fiel.


    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es todo lo contrario. Los gatos son sinceros. Si arañan, es por algo

      Eliminar
  19. Tenemos en casa una gata con las misma mirada, serà bruja.....

    un saludo


    fus

    ResponderEliminar
  20. No mira, hipnotiza.
    Tan solo el poder de tus versos nos hace resistir durante su lectura, pero una vez se terminan, la foto nos atrapa sin remisión!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Al fin y al cabo, nos hipnotiza...los versos me los dictó en cada maullido

    ResponderEliminar
  22. No veo mi comentario publicado, se me habrá borrado esta tarde, ¿o tienes moderación?

    Te decía más o menos que los gatos tienen una mirada hipnotizadora y atrapante, me gusta mucho su mirada, como la de mi gatita, aunque no veas qué trasto es jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. No hay moderación, y cuidado q las gatas atrapan y te quitan voluntad

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...