19 de abril de 2012

Herencia


La llamada telefónica del bufete de abogados fue tan inesperada como un regalo de reyes en el mes de julio. La incredulidad dió paso a la curiosidad en el trascurso de salir de la ducha al vestidor, y elegir un traje apropiado para la ocasión, quizá era el momento para estrenar aquella corbata azul con circulitos narajas, que, acabó en el bolsillo de la americana, por si al final tuviera su momento y luciera.

No estaba demasiado lejana la Calle Brasil, apenas a cuatro cuadras del apartamento de la Avenida de Perú, pero bajó directamente al garaje, subió al Renault Argentina, y mientras avanzaba lentamente, de semáforo en semáforo, no adivinaba del porqué de aquella inesperada convocatoria.

Subió despreocupado tras dejar el coche en el gigantesco parking , con tanta profundidad como altura tenía el rascacielosde 49 plantas, y que se coronaba en una famosa azotea - Mirador del Paraná - donde estaba el restaurante más lujoso y caro de toda la ciudad. A esas horas, apenas había personal, pero fue inmediatamente percibido por las escasas personas que allí esperaban.

- Buenas, noches, señor. Si hace el favor de seguirme.

Al acercarse a la mesa, 2 personas, impecablemente arregladas, y sin apenas presentarse, le invitaron a que se sentara en un sillón de cuero, y a señas de una de las personas, el camarero le preguntó si deseaba tomar algo. Sin pensar demasiado respondió Gin Tonic de Seagram , y volvió a sumirse en un aplacible silencio, tan solo interrumpido al sentir en la mano la corbata que seguía ahí, en el fondo del bolsillo. - Debería  habérmela puesto -

- Señor Colombia - comentó una de las personas que no había dejado de mirarlo desde que se sentó - somos del bufete de abogados Venezuela y poseedores fideicomiso de una propiedad de 6 millones de kilómetros cuadrados que está a su nombre. Tradicionalmente se conoce como Amazonía y su anterior dueño, La Tierra, se la ha concedido con una sola condición....

El Seagram discurrió desde la boca al estómago como el cauce del río más largo del mundo, mientras que Colombia intentaba dar crédito a lo dicho por aquella persona, que, se levantó y se fue al terminar unas frases que evidenciaban haber sido ensayadas durante largo tiempo.
- ¿Y qué condición es esa ? preguntó a la única persona que se había quedado junto a él en la mesa.
- Deberá recuperar su antigua apariencia y en la medida de lo posible salvaguardar todas las especies vegetales y animales que hayan sobrevivido del proyecto de explotación del 2011-

Colombia se quedó solo en la sala, sabiéndose el mayor propietario del mundo pero aquella herencia - pensaba - había llegado demasiado tarde, como un fuerte nudo que aprisionaba irreductiblemente su garganta.



26 comentarios:

  1. Así debería de ser siempre. Poner a caldo a los responsables de los desaguisados y que las cosas se arreglaran. Creo que con los que mandan, sea en lo que sea, ha llegado el momento de ponernos serios.
    A ver si al final la crisis que estamos padeciendo nos sirve de algo.

    ResponderEliminar
  2. ay Tecla....qué poco aguantamos levantados en pie de guerra...puede más la tele y un partido de fútbol...

    ResponderEliminar
  3. Uuf, y que no se metan más países en la trifulca.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo en que eres genial, Noel, y que si nos quedamos con los brazos crudos, esperando que nos arreglen la situación a la que nos han llevado...vamos dados.
    Me pasaré con más tiempo, ahora
    venía solo a saludarte y dejarte un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo le pongo +1 a esta entrada, bien vale la pena! Lástima no hay +100.
    Abrazos miles, bonito viernes.

    ResponderEliminar
  6. Pobre Tierra...
    Pobres ilusos de nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Esto será siempre así, lamentablemente y contra de muchas voluntades, parece que nunca alcanza.

    ResponderEliminar
  8. Hola Noel, mira que pequeño es el mundo. Te he vuelto a encontrar y con tan nutrida entrada.

    Me encanta la flexibilidad que pones a los diálogos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La herencia de un mal reparto, como siempre ha ocurrido...

    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Solo Colombia tiene esta responsabilidad?? no deberían de haber convocado a todos los señores/países poderosos y más ricos de la anterior empresa, La Tierra?
    este compromiso debe ser mundial, porque está claro que no son solos los países colindantes los causantes de tal destrucción, son todos los países que tienen intereses económicos (EEUU, el continente Europoe...).

    Me gustó mucho este relato. Menuda Herencia!!

    un abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
  11. La industria maderera se cargará todo ese pulmón...
    Que cabrones.

    ResponderEliminar
  12. Mas que las Américas quienes estrangularon el cuello de este planeta hecho de días sin futuro fueron las Europas.
    Pero por fortuna quedan personas de todos los continentes que como tú hacen frente a tal herencia!

    Un abrazo crack!

    ResponderEliminar
  13. pues le queda una tarea de cojones!
    vamos que mejor le hubieran dejado en herencia un chalé en la playa!
    Hay herencias que son muy poco rentables....

    ResponderEliminar
  14. Nadie nos arreglará esta triste herencia sin retorno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Genial por ti, parece un corto directo al Oscar.
    La herencia que le ha tocado a Colombia ojala que no le resulte un imposible, porque la pobre Amazonía agoniza.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Tecla; serios y responsables...

    Blanca; los balbuceos de ser burgués

    eMILIA; nada más que lo haga uno...

    Lore; pues esperemos que la unión de todos pueda detener la barbaridad

    Cristina; pues gracias por añadir

    Marinel; pobres, al final

    Arena; esperemos q tenga la fuerza suficiente

    Cecy; alguna vez podrá vencerse??

    Beatriz; pues feliz reencuentro...en la amazonia??

    La sonrisa de H; seguro

    Mi casa de j; gracias

    Esilleviana;pues lo llevamos claro para q se pongan de acuerdo

    Toro S; que somos todos nosotros

    Esa niña qv; me alegro mucho mucho

    Carlos;el mundo globalizado tiene estas tragedias colectivas

    Juana la L; no se debería buscar rentabilidad...sino responsabilidad en su conservación

    Gaia56; pues entonces lo llevamos muy oscuro

    Campoazul;haber si alguien la produce...

    Un abrazo a todos y todas

    ResponderEliminar
  17. Hace años que somos socios de Greenpeace. Gran post para introducirlo. ;)

    ResponderEliminar
  18. Sergio DS; felicidades y gracias por leer esta aportación

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Esa herencia nos la estamos dilapidando antes de tiempo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Genialidades como esta son las que hacen irremediable el repaso por las entradas que no pude leer en su dia.
    Ciertamente hay herencias que cuando se reciben ya tienen poco donde agarrarse.
    Pero tal vez, sólo tal vez si ponemos algo de nuestra parte, consigamos recuperar ese pulmón de nuestra tierra.
    Con que empecemos a tener conciencia y dejemos de malgastarla antes de recibirla o abusar de ella sin que sea nuestra, seria un paso de gigante.

    Que triste ver como se pierde por el mal uso y abuso del hombre algo que sólo le pertenece a la naturaleza.

    Besitos mediterráneos, desde Girona.

    ResponderEliminar
  21. que excelente articulo, todo un gusto visitarte.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...