5 de diciembre de 2011

Saberse Amar, Dejarse Ir

Calisto

No es que yo me niegue a amar , es que nací con algo roto.

Calisto sabía que los ojos de Melibea no guardaban mirada suya; jamás le contemplaba como quisiera haberse visto por aquella mujer que de tanto mirar, ciego dejó sus ojos, para jamás mirar con acierto, miradas vizcas que transcurrían hoja tras hoja hasta alcanzar el final de un libro en braille.

Calisto descortés, avieso, reconquistó la vista a la vista de ser transparente a sus miradas, y blanquecino en sus pestañeos quiso ver unas formas voluptuosas incapaces de llamarse de otra manera que Melibea,  Meli - vea, Ven y vea. No pasaron más que un par de sueños reparadores para acloparse a su mirada, a encajarse y ser su espalda. Momentos en que la piel no permitía ver nada.

Calisto decidió desprenderse por lo visto de la vista abandonando su par de ojos entre los labios de Melibea, deslizando su bruma tibia en plena retina, para quedarse grabada por siempre jamás en sus pupilas dilatadas, capaces de ser estrella asesina de cualquier atisbo de luz.

Calisto vió todo eso y no es que se negará a amar, es que nació con algo roto y no fue capaz de ver que la solución era escaparse de ella. Hay Calistos de complicidad, tiernos, empáticos y sensibles, pero que nacieron para el desamor , y siempre encuentran Melibeas adorables, cercanas, apasionadas y de miradas plenas, incapaces de darse cuenta que cuando nacen con el corazón roto no lograrán ver jamás lo cotidiano y propio de la humanidad: saberse amar , dejarse ir.



Melibea

36 comentarios:

  1. Yo naci como Calisto, con algo roto... es casi tan duro como nacer sin la capacidad de sentirse amado, y si por aquellas casualidades del destino alguna que otra vez te sientes, sales huyendo porque no te crees con el derecho a sentirlo...

    ResponderEliminar
  2. Pues que triste no?
    Tú ya estás seguro que naciste con algo roto? Buscaste en las páginas amarillas si existe un profesional capaz de remendar el entuerto?

    No sé, se me antoja complicado saberse amar, dejarse ir..

    Todos, absolutamente todos tienen capacidad de amar, y de recomponer el desamor... todo es cuestión de oportunidad, necesidad, objetividad y sobre todo voluntad...
    Perderse en unos ojos, en una piel no está exento de cegarnos aun de modo momentáneo.. pero es bello sentirse ciego por momentos... siempre que no termine en tragedia.. hay muchos modos de saberla obviar, al menos las tragedias irreparables e irreversibles..
    Pruébalo...
    Recompondremos los trozos rotos como si de un tetris se tratara... ea... que ningun calisto se quede sin el amor de su melibea.. preso sin barrotes,eso si, sin muerte ni tragicomedia...

    besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy algo semejante a Calisto...

    Un beso Noel

    ResponderEliminar
  4. Todos nacimos con ese algo roto...
    un ala, una mirada ciega, un vespertino desencuentro.
    Si esa Melibea no sabe verte es que está ciega...
    No pierdas más el tiempo con ella.
    Porque ten por seguro que siempre hay alguien capaz de recomponernos los cristales rotos.

    Besos, Noel.

    Oyes, que me gustó mucho esto, quería decírtelo.

    ResponderEliminar
  5. Es muy difícil saberse amar... ¿o no?...

    Y,... ¿dejarse ir?... Más difícil aún.

    Besos.

    PD. Me quedé parada, sin reaccionar, al ver la fotografía de "Melibea".

    ResponderEliminar
  6. Las emociones son complicadas y por ello debemos cuidar nuestra vista y nuestras miradas, no vayamos a caer de Calixto y Melibea en los amantes de Teruel.

    Así que dejarse ir, pero a tierras mejores donde nos recompongan por undécima vez si hace falta.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Amar es sencillo. Las complicaciones son sólo excusas para el desamor.
    Hoy nos has dejado una preciosa reflexión...aquí me tienes a mi cavilando...

    ResponderEliminar
  8. Todos llevamos como estigma algo de rotos dentro nuestro a veces visible y otras no tanto, pero al fin se percibe.
    Me ha gustado mucho tu relato.

    ResponderEliminar
  9. ¿Quién no tiene algo roto en su interior? bien por nacimiento o por circunstancias, pero TODO se puede recomponer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Yo debo ser algo Calista,algo rota,algo desorientada y cómo no,algo alocada porque me dejo miradas perdidas por doquier, y las retinas las tengo resentidas de tanto vagabundear mis ojos,jejejeje
    Oye,ahora en serio, que bonita versión,qué diferente,qué rota y triste al mismo tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. dejarse ir, dejarse llevar...
    llegan tus letras vecino

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Pobre Melibea, o mejor...pobre Calisto.
    Lo de ella tiene arreglo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. de todo hay en la viña del señor... pero un poco triste.... aunque práctico...

    ResponderEliminar
  14. Creo que Calisto tendría que ir al oftalmólogo y graduarse la visión puesto que me ha parecido leer que siempre ve algo mejor en otra Melibea, no en la que en esos momentos tiene entre manos o delante de ella. También hay Melibeas exclusivas, únicas deseosas de estar siempre enamoradas como el primer día... algo complicado teniendo en cuenta que el amor tiene muchas caras y vértices.

    muy bien escrito.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Siempre existe un roto para un descocido, siempre existe quien tiene el don de doblegar corazones duros.
    Muy bello tu relato.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Quizás algunas veces, dejarse amar es muy complicado...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Calisto y Melibea estaban destinados al fracaso. Pero, siempre hay una pluma que escribe, la vida consiste en saber hacer que gire como a nosotros nos conviene...

    Melibeo soy y a Melibea adoro, y en Melibea creo y a Melibea amo.

    Dejarse ir siempre es la parte más difícil.

    ResponderEliminar
  18. Ya lo dijo Vetusta Morla, que dejarse llevar, suena demasiado bien.

    Aunque nos falte algo sabemos que todo puede pasar.

    "El viaje de mil leguas comienza con subir el primer escalón"

    ResponderEliminar
  19. No quería tener mucho de Calisto, pero...


    :/

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Es triste que haya aun gente que no vean lo afortunada que son de conocer, de apreciar que haya personas que como tú tratan la vida con la delicadeza de no romperla, mirando por ella, compartiéndola.

    Dejarse ir que el amor va detrás.

    Un abrazo quillo!

    ResponderEliminar
  21. Bueno, yo creo que la mayoría de las veces, nacemos mú sanotes. Sólo que las circunstancias y las experiencias de la vida nos rompen algo.

    ResponderEliminar
  22. Carmeloti;en principio, la próxima vez, quedate a ver que ocurre. Bienvenida

    Gala;lo del tetris me ha llegado al alma...a mi se me juntaban rápido las piezas

    Lisebe;entonces serás Calista...

    La Zarzamora; el tiempo es lo único que podemos perder. Me encanta que te guste, en serio

    Mar; sin duda dejarse ir...es más dificil verdad. Yo sigo impactao...preciosa foto, sin duda

    Neuriwoman; cambio de aires...

    Lopillas; perfecto si le das vuelta...

    Toro S; otro especialista??

    Cecy;cuando se percibe...se atiende?

    Towanda;Todo?? casi seríamos dioses...

    Marinel;otra Calista...espero que no dejes los ojos en cualquier sitio

    Sensaciones; para eso están

    Ojosn; sin duda

    Juana la L; es lo que se lleva...pragmáticamente triste

    Esilleviana; los ángulos del amor son muy graduados, parece ser

    Cristina;quien doblega...no conquista.somete

    La sonrisa de H; todo depende de nuestro nivel de entrega

    Ross S; demasiada sabiduría acumulas para que te cuente yo algo

    Javi; siempre se puede subir para sumergirse no?

    eMILIA; eres cALISTA?

    Carlos;tus palabras me han leido mis pensamientos más profundos...eso me emociona

    Lourdes; puede ser evolución o involución...según

    Un beso a todos y todas

    ResponderEliminar
  23. Uyyy es que para saber amar hace falta mucho, mucho...

    ;)

    Besicos

    ResponderEliminar
  24. Carajo que triste!!!...

    Yo pienso que no es que no sepamos amar, sino que a veces se nos olvida como hacerlo.

    Besos desde un faro en mitad del mar.

    Mar (...la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  25. también hay Melibeas defectuosas, aves aprensivas de todo el amor que les cabe y más, ciegas en su propia borrachera

    ResponderEliminar
  26. Noel

    que entrada tan hermosa !!!

    me ha encantado
    tanto las imágenes
    como tus letras


    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Calisto nació con algo roto que le impide amar..., menos mal que son minoría, pero alguno hay.
    ¡¡Qué pena!! Jamás conocerán un sentimiento más bello por más vidas que vivan.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Filosófico estás...
    Aprender a mirar, aprender a ver... sólo así puedes dejarte llevar y quizás amar y saberse amar

    ResponderEliminar
  29. Belén; cuanto es mucho??

    Mar; olvidar .... crees que se olvida??

    Guadalupe; y el terremoto??

    Shang Yue; estarán dando tumbos...

    Amor E;pues mira que bien sienta al autor esas palabras !!!

    Campoazul; quizá en alguna de esas vidas, se recomponga

    Mi casa de j; sí, no es mía

    Daalla; dejarse llevar, llevarse y dejar

    Un beso a todos y todas

    ResponderEliminar
  30. Felicidades...empezando por este hermoso título y el texto.

    Para volver a leer.


    Un abrazo Noel

    ResponderEliminar
  31. A veces si ... y se recuerda de la forma mas dura, cuando no se tiene a quien amar.

    Me encantó esta entrada tuya por cierto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Mar; por lo pronto se ama a uno mismo...siempre hay alguien. Un beso

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...