11 de diciembre de 2011

Beng Mealea. El Templo Perdido

El intrépido guía

Puerta tras puerta

Una bóveda truncada

El esplendor de la selva






A unos pocos kilómetros de la vorágine de Siem Reap, se encuentran multitud de templos de la civilización Jemer, la mayoría de las cuales presentan 1000 años de antigüedad y prácticamente ignorados desde su abandono. Uno de los más atractivos es este de Beng Mealea, un templo literalmente engullido en la selva y cuya visita puede hacerse a través de unas pasarelas que se instalaron para rodar una película allí, u, opción mucho más atractiva, dejarse guiar por alguno de los niños de la zona, y que literalmente te enseñan cada uno de los rincones de este espectacular templo. Pero el que tenga interés al respecto, debe ir con la mentalidad de imaginar lo que fue, toda vez que el templo está prácticamente destrozado, pues el tiempo es implacable, además de haber sido saqueado por ladrones en busca de joyas escultóricas o por aquellos que usan sus dovelas para construir sus casas.

El templo presenta la estructura clásica de los templos camboyanos del S.XI-XII. Altos muros, sus típicas y preciosas ventanas con finas columnas que tamizan la luz ( foto 1 ), la arquitectura adintenlada, con esas puertas altas , rectangulares, de un clasicismo y sobriedad que desprende una belleza muy singular ( foto 2 ), las bóvedas que recorren angostos pasillos y que sirven para transitar entre las  estancias de estos templos, de tamaño considerable - fácilmente puedes estar entre 3 / 4 horas para recorrerlo - ( foto 3 ) y todo ello enamarcado en una zona donde la selva tropical - humedad, vegetación exuberante y animales de todo tipo - ( foto 4 ) propician que sea un auténtico placer el recorrerlo. La vista, el oído, el tacto, el olfato se dejan arrastrar y consiguen transportarte a aquellos años, donde los reyes jemeres, su corte, y una población esclavizada y sierva consiguieron un imperio comparable a lo que fue el de nuestras latitudes, el Imperio Romano.

Lo más espectacular de este templo es recorrerlo como si fueras un personaje de videojuego. Vas andando encima de él. Es decir,caminas por sus entrañas, por encima de sus bóvedas, en el interior de los dinteles que aún permanecen seguros, penetras en sus bibliotecas por huecos de paredes y observas alguna que otra tumba profanada, o una ventana cubierta por una tela de araña cuya araña es como el puño de tu mano...por no hablar de las serpientes, dormiditas ellas bajo alguna que otra piedra.

Beng Mealea es por tanto ese templo perdido, de los miles que existen y cuya conservación / desaparición va de la mano. Los turistas pagamos a las comunidades locales para su mantenimiento - aunque el gobierno seguro se lleva una buena parte - llegamos por una carretera estatal de pago cuyos agujeros eran tan profundos como si estuvieramos en una pista forestal - al tiempo que la abusiva presencia de turistas produce una aceleración de su ruina, muy evidente en los templos de Angkor que se han convertido en un verdadero parque temático. Es difícil el tema. Yo por lo pronto no toco ni me llevo ni una piedra,a no ser que sea con mi objetivo...si podéis y alguna vez vais a Camboya...ponerlo en la lista: Beng Mealea, el templo perdido de Noelplebeyo o Histogeograjones.

32 comentarios:

  1. Aunque sólo fuera por ti, me gustaría ir a Camboya y visitar Beng Mealea.
    Con qué cariño hablas de cada uno de sus lugares, quizás hayas vivido allí en otra vida.
    Se me fue la cabeza.
    Besos Noel.

    ResponderEliminar
  2. Lo tendré en cuenta si tengo la ocasión de ir y tengo la suerte de que el templo aún se mantenga en pie,bueno...sus restos.
    Imagino que esas cantidades monetarias del turismo,serán casi en su mayoría,devoradas por el gobierno de Camboya.
    Lo dicho:
    No sabemos apreciar lo que es nuestro,ya sea allí o en cualquier parte del mundo.
    Un placer poder al menos verlo desde tu cámara.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me quedé muda.
    Déjame sólo hoy disfrutar de tu entrada y su inmensidad, corazón.
    Me sentí chiquita y perdida en ese templo.
    Todo lo que te pueda decir, estará de más.
    Besos, Noel.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué fotos más impresionantes!. Anda que no se pueden recrear historias pasadas o no con ellas.
    ¡Qué suerte tienes de haber conocido ese lugar!.
    Te felicito y te doy envío besos con cierta envidieja.

    ResponderEliminar
  5. Con eso de las serpientes creo que me lo voy a pensar...
    Seguro que lo disfrutaste mucho, es impresionante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Las fotos son realmente increíbles...

    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  7. Aquel viaje debió aportarte mil y un aventuras.
    Cuando leo por aquí me cuesta decidirme entre Sudamérica o Asia.

    ResponderEliminar
  8. Impresionantes las fotografías de las ruinas.
    Muy buena publicación, abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Que pena, carajooo tener un tesoro cultural asi y que se encuentre de esa manera!!!... Camboya, buuuf...que lejos.

    Besos desde la roca que me cobija

    Mar (...la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  10. Parece que de un momento a otro, el Rey Lui y todos sus súbditos, fueran a salir cantando entre esos muros, como en El Libro de la Selva, de Disney.

    ResponderEliminar
  11. debió ser precioso... lástima que el tiempo acabe con todo...

    ResponderEliminar
  12. Es una pena que maravillas como esta desaparezcan por el paso del tiempo y del hombre.

    Un besico

    ResponderEliminar
  13. Voy justa de tiempo y sólo he visto las fotos. Qué belleza tan cruel, no? Preciosas aun con todo.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  14. Sin dudas se nota en tu escrito que es un lugar de tantos que te han cautivado. Ya falta poco para que empiece yo, a desplegar las alas... y todo tengo en cuenta, aunque primero iré a lugares que tengo ganas hace unos años.

    besos Noe-lindo!

    ResponderEliminar
  15. Y a mí que me ha recordado a la peli de Indiana Jones??? :)

    ResponderEliminar
  16. se escuchan murmullos, Noelito? algún sollozo? una risa de gozo enganchada en los intersticios? me pareció por un instante.

    gracias por compartir tus viajes!

    ResponderEliminar
  17. Que belleza!!! Cuanta historia conservban esas ruinas.
    Un placer visitarte.


    Merry Kisimusi!!

    ResponderEliminar
  18. Ojosn; pues si es por mí...vete a camboya...no te arrepentirás

    Marinel;el turismo si es responsable puede ser fundamental para las comunidades q se asientan en torno a estas maravillas

    La Zarzamora; pues guardaremos silencio juntos

    Towanda; bueno...besos con envidia no sientan mal...

    Lopillas; son inofensivas, si no las pisas

    La sonrisa de H; es el sitio, o que impresiona

    Javi; Asía, no lo dudes

    Cristina; me alegro que te guste

    Mar;bueno...es el testimonio de lo que existió. tiene su encanto. Lejos ?? no

    Tesa; pues no me hubiese hecho mucha gracia...

    Juana la L; bueno...despues de 1000 años, aún es muy bello

    Belén; de mí? nooooo

    Buda; esperemos q se puedan conservar....incluso con el hombre de por medio

    Cita; las imágenes lo dicen todo

    Cecy; bueno, cuando estes por aquí, avisa

    Lourdes; lo dices porque tengo gafas

    Guadalupe M; a mi me gusta mucho la segunda

    Miralunas; parece que estabas alli!!!

    Marilyn R; me alegro...lo de kisimusi es japonés no?

    Un beso a todos y todas

    ResponderEliminar
  19. He buscado en google la ciudad de Siem Riep para averiguar que es una ciudad de Camboya.
    "Según la leyenda, el rey pasaba parte de cada noche con la reina Sol en el Palacio Celestial que forma parte de esta construcción".

    me ha gustado esta lectura, muy detallada y esta información no se encuentra en cualquier guía de viaje.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Yo verdaderamente me sentí dentro del Tomb raider,que no la Lara Croft,pero solo porque me corté el pelo que si no...
    ;)
    Magnífico lugar.

    ResponderEliminar
  21. Me gustan mucho los relatos e imágenes de tus viajes.

    :)

    ResponderEliminar
  22. Guau, que fotos tan chulas solo con verlas te transportan a la mismísima Camboya, es una pena que el templo esté en ruinas duelen esas piedras caídas.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Tiene que estar bien aquello, sí...

    Y la comida qué tal?

    ResponderEliminar
  24. Esilleviana;pues debes mirar Angkor...que es el complejo de templos...

    Indra;Lara e Indiana...casi nada

    eMILIA; todo un placer el ponerlos

    Campoazul;bueno...tiene su atractivo...

    Toro S; bestias fueron por ser genocidas

    Merce;depende de como te gusten de tostadas las cucarachas...

    Eve;me alegro. Bienvenida

    Un beso a todos y todas

    ResponderEliminar
  25. Que bonito.
    Es verdad, parece de pelicula de Indiana Jones, o de videojuego.
    Es una lástima que estas joyas se pierdan entre escombros y no puedan ser reconstruidas...o al menos conservadas para el deleite de quienes como tú vayan a visitarlas..
    Al contrario, con tanto visitante casi más se van desgastando,porque no hay control sobre ellos, y somos tan poco cuidadosos ...
    No creo que pueda acercarme a Camboya para visitarlo, pero me quedo con tus imágenes que son una maravilla.
    Invitan a perderse entre esas columnas desgastadas y esos montones de historia que solo la naturaleza se encarga de resguardar...

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  26. Gala; pues me alegro que viajes conmigo a través de esta página

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Me sobrecoje la belleza oculta en estas ruinas.

    Preciosas imágenes.....haces sentir ese lugar.

    Fascinante...!!!


    Abrazos Noel

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...