2 de noviembre de 2011

Ko Rong Saloem

Hoy la cabeza, con estas deseadas lluvias, se me ha ido a la isla de Ko Rong Saloem. Al sur del golfo de Tailandia, en Camboya, hay un rosario de islas, que están prácticamente vírgenes. Después de 2 horas de navegación, por cierto con unas nubes preciosas en el cielo, que arrojaron todo el agua sobre el barquichuelo que nos llevaba y que me hicieron pensar que sería lo último que vería, con tanta ola que hacía saltar el cascarón literalmente al aire, llegamos a Ko Rong Saloem, una isla con forma de C y que el interior de la misma era una inmensa playa de 5 kilómetros y que andabas y andabas, cubriéndote el agua por las rodillas, siendo acompañado únicamente por los cangrejos en la orilla, y los pescaditos que sabrosamente eran devorados en la cena.

Vamos, como la isla de Lost, pero con menos gente. Porque, quitando a 6 personas que eran los que nos mantenían vivos, estábamos solos. A un lado, la playa, y mirando al interior una túpida selva, impenetrable, y que pasaba inadvertida por el día, únicamente se oían algunos pájaros, pero que por la noche, cuando a las 7 de la noche ya era de noche, y a las 10 se apagaba el generador y nos quedábamos totalmente a  oscuras, solo a merced de la luz de la linterna, la selva de la isla adquiría una dimensión de ruidos, sonidos, algunos reconocibles y otros extraños, que te trasmitían una sensación de pequeñez e insignificancia, en esa mota del Océano Índico.

Una de las noches estuvo diluviando, pero a las 6 de la mañana, al abrir las puertas del bungalow, el sol iluminaba el cielo de tal manera que por un momento pensé que estaba en el paraíso. Esa noche la luna nos ofreció un espectáculo maravilloso, pues de noche, las estrellas parecía que brillaban aún pareciendo que era de día.

Así que este día de lluvia me trasladó de nuevo a Ko Rong Saloem. Aquí os dejo dos fotos de este viaje estacional.
Bajo el Embarcadero

La bahía, el pescador y el barquito

39 comentarios:

  1. El poder de la lluvia es alucinante.
    Nos hiciste pasear por esas islas paradisíacas, con cangrejitos y pescaditos... te mordió alguno??
    Jo!! islas abandonadas de la mano de Dios.
    Casi, casi que puedes ir a Supervivientes después de ésta :)
    Todo lo mío es envidia cochina. Y qué mala es!!

    Besotes, Robinson.

    ResponderEliminar
  2. Ahhhh,qué envidia ese sentirse insignificante en medio de un paraíso de infinita belleza donde las estrellas son capaces de hacer día a la noche!
    Caray, qué suerte vivir algo así.
    Preciosas las fotos que ayudan a imaginar algo menos y desear mucho más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla,por unos momentos has hecho que yo también me traslade allí

    Un besico

    ResponderEliminar
  4. Que paisaje! Envida sana, por las dudas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte tiene tu cabeza de poder irse a la isla que dices...
    ¡Qué "joío"!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No sabes lo que daría por uno de esos viajes!!!
    Noel eres afortunado... mientras otras personas aman Paris o N.Y. estar ahi debe ser tal cual lo mencionas: un paraiso!!!
    Besos Noelito!!!

    ResponderEliminar
  7. Extraña la relación del agua con aquellas tierras, dándole tanta belleza y tanta destrucciòn en un equilibrio de vida y muerte que solo la naturaleza conoce sus secretos.

    Bellísima entrada!

    ResponderEliminar
  8. Que bonito lugar!!!
    Y con la lluvia te acordaste de mi????? :)

    ResponderEliminar
  9. La lluvia no pasa indiferente para nadie, a unos les trae recuerdos a otros sensaciones, deseos. La tuya nos ha llevado de viaje a lejanas tierras. Envidio tu viaje. Preciosas fotos. Un bessito

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡Dios, que envidia me has metido en el cuerpo!!!
    Aquí cuando diluvia de noche, de mañana lo encuentro todo mojado y tú encuentras el paraíso..., la diferencia es notable.
    Las fotos preciosas de verdad.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que es un privilegio poder compartir tus aventuras. Espero poder ser, en un futuro, más o menos lejano, un viajero insaciable.

    Naturaleza en estado puro.

    ResponderEliminar
  12. estas disfrutando la vida con esos viajes Noel, te felicito.


    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Entonces...
    tienes un blog de viajes?
    llevo poco tiempo por tu casa pero tras ver y leer este magnífico post y el anterior, en el que nos enlazabas con un blog de delfines y también de viajes? he llegado a esta conclusión (quizá errónea... ya me explicaras).

    Es cierto, también me ha gustado leerte e imaginar todo lo que nos ofreces con tus palabras e fotografías. No conozco nada de lo que nos relatas, por tanto, es genial.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Este modo de viajar es el que má conozco!
    :/

    Todo en mi cabeza. Imágenes y sonidos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. muy lindo lo que nos contas, pero la lluvia que hermoso, yo camine bajo ella tomado de la mano de la persona que mas ame en el mundo

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Qué chulada.
    Pásate que hay algo para ti

    ResponderEliminar
  17. Yo directamente perdoname pero no conozo la envidia sana... Te envidio con la peor de las envidias, ajajaj.

    Esto es lo que uno se lleva por delante en esta vida verdad?, lo que hace que merezca la pena todo...

    Besos desde un faro en mitad del mar.

    Mar(...la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  18. La Zarzamora; no...los cangrejos no muerden porque tienen pinzas jejeje y a los peces los mordí yo jejeje

    Marinel; bueno...la envidia no es buena....hazlo y ya está, me cuentas y la envidia será mía...jejeje

    Buda;esa es la intención. Un abrazo

    Tesa; nunca lo he negado...las dos cosas

    Merce;mira q iba a poner la foto sin camiseta...ahora ya no...jejeje

    Cristina; no lo dudé...

    Toro S; uhmm me pillaste pero guarda el secreto

    Towanda; y el resto del cuerpo ??

    Alma N; bueno...yo amo a Paris y NY...yo amo al mundo, por lo pronto

    Carlos;fijate q pregunté por el tsunami y me comentaron que sí se notó en la costa y que no pasó nada porque los controlan los signos que la naturaleza emite

    Cecy; hoy también llueve y algunas de sus gotas me recuerdan a Cecy

    Men;pues no es tan dificil...solo es proponérselo

    Ojosn; y yo...repetir

    Campoazul;a mí me gusta la lluvia...eso envidio de tu tierra, aunque este año ande seco

    Lourdes; po zi !!!

    Guadalupe M; pocas más hay q se puedan ver...algunas llevan censura, sobrina

    Javi;Javi; insaciable por descubrir geografía...eso es muy bello

    Amor E; gracias...

    Esilleviana; bueno...aqui se cuenta de todo...eso sí..si quieres ver cosas de viajes tengo una etiqueta que pone viajes...y ahí cuento algunos...el sureste asiático atrapa

    eMILIA; pues sácalo de ella y empieza a vivirlo...

    Life M; entonces fue como bailar bajo la lluvia...muy cinéfilo , lo se

    S; pasé. Muchas gracias

    Mar;perdonada... esto y muchas cosas más es lo que hace la pena vivir. pero en mi caso, los viajes me dan vida

    Un beso a todos y todas

    ResponderEliminar
  19. Uf, una pasada esta isla tan paradisíaca...
    Para perderse en ella unos dias...
    Me ha gustado especialmente el modo de relatarla que has tenido, justo en palabras, pero suficientes como para dejarnos toda la esencia de esa isla...
    Sus sonidos , su luz, y la lluvia... mágico... sencillez en estado puro...

    La barquita... tiene tela, por cierto.. yo no subo a una de esas ni harta de vino...

    Gracias por regalarnos este viaje... y perdona mis ausencias y visitas con retraso, ultimamente estoy sobrecargada de trabajo y mas que escasa de tiempo...

    Un beso paradisíaco... desde mi mediterráneo.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias por el viaje, impresionante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Tuvo que ser maravilloso... como perderse en una isla desierta pero sin el miedo a no poder volver. ¡Te envidio mucho!
    Mil besos, Noel.

    ResponderEliminar
  22. menuda preciosidad!!! gran contraste para mis ojos ahora que el frío y la lluvia se han metido de repente en la peninsula iberica.

    un regalo sin duda para los sentidos, a disfrutarlo!

    un beso!

    ResponderEliminar
  23. Ufff... !!Qué imagenes!!

    Un beso desde mis Amanteceres.

    ResponderEliminar
  24. :)
    gracias por tu visita y simpático comentario.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Gala; bueno, la barquita era para la costa, no para llegar a la costa, sino haces agua fácilmente

    Carlobito;de nada...un placer

    Mi casa de j; la primera me gusta mucho

    Jana la de la n; sin miedo porque no se pensaba en no poder volver que si no...

    Menganita de cual;contraste de latitud...sin duda

    La sonrisa de h; pues gracias, viendo las tuyas es un gran cumplido

    Amanteceres; gracias...

    Esilleviana; de nada

    Esperame en S; sí, parece q hay consenso. Bienvenida

    Un beso a todos y todas

    ResponderEliminar
  26. Qué envidia más sana me has dado el estar en tan maravilloso lugar, bueno... por lo menos estuve con la mirada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Un buen recuerdo al que nos has trasladado. Me encanta, es otra forma de viajar curiosa pues los sentidos responden: hasta la humedad del ambiente he notado
    Saludos!

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...