19 de noviembre de 2008

Los Derechos Humanos y nuestro papel


El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los Estados se comprometieron a “promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad” y reconocieron que “los seres humanos sólo pueden liberarse del temor y de la miseria, si se crean condiciones en las que todas las personas puedan disfrutar de todos los derechos humanos”. Promesa traicionada
Hoy, 60 años después, mientras lees este mensaje, aún hay personas encarceladas por sus ideas en 45 países de todo el mundo. En Myanmar hay más de 2.100 personas detenidas por motivos políticos y, entre ellas, destaca la presa de conciencia y Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, detenida y bajo arresto la mayor parte de los últimos veinte años. Como ves, la promesa de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos, sigue siendo traicionada por los Gobiernos del mundo. Con determinación y esperanza como únicas armas, seguiremos trabajando para que Gobiernos, entidades públicas y privadas respeten los derechos humanos y se comprometan en la defensa de su universalidad, indivisibilidad e interdependencia.
Para ello, contamos contigo y te animamos a suscribir nuestra petición al Gobierno de Myanmar, para que ponga en libertad a Suu Kyi, y a la comunidad internacional, para que asuma su compromiso con los derechos humanos.
Para firmar, haz clic aquí. Gracias por tu compromiso,
Esteban BeltránDirector – Amnistía Internacional Sección Española

14 comentarios:

  1. Ojalá se consiga y asuman el compromisa de los derechos humanos que ya deberían ser asumidos hace muchísimos años..
    Besos muy cálidos

    ResponderEliminar
  2. cuenta conmigo y aplaudo tu entrada y confio que en un dia muy cercano los derechos humanos que nos cobijan y defienden se hagan valer un beso despe.

    ResponderEliminar
  3. 1948. Parece increible que despues de tantos años aún haya tantas situaciones en el mundo mas propias del 948 que del 2008.
    Parece poco pero entradas como esta aportan mucho para que esa declaración no sea papel mojado.
    Firmado. Animo!!

    ResponderEliminar
  4. Son traicionados. Totalmente de acuerdo contigo. Entonces nos seguimos preguntando ¿Y los de Cuba, Africa, China, y muchos más?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Los derechos del niño son un día de éstos. Pobres humanitos.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar
  6. ¿Será que se escribieron en papel mojado?

    Qué horror...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hay quien piensa que es una utopía, pero cada vez estoy más convencida de que uno más uno son dos y otro más y otro, y así todos unidos se pueden conseguir los sueños de justicia.

    Un beso, Noel Plebeyo.

    ResponderEliminar
  8. Es verdad aún queda mucho por hacer en cuanto a libertades y derechos y yo creo que nunca dejarán de haber injusticias ,pues el hombre aparte de aspectos positivos lleva implicitos algunos negativos como el egoísmo y eso le hace cometer injusticias en favor de su propio beneficio..

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Como en las otras campañas que presenta este blogs u otros, lo importante es actuar de manera local a fin que algún día lo global pueda cambiar.

    Que así sea.
    Gracias a todos por vuestro empeño

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...