27 de noviembre de 2008

DISCURSO PRONUNCIADO POR GERVASIO SÁNCHEZ DURANTE LA ENTREGA DE LOS PREMIOS ORTEGA Y GASSET

Una amiga me ha enviado un e-mail, que, como veis en el título, es un discurso de Gervasio Sánchez, periodista y fotógrafo, durante la entrega de los premios Ortega y Gasset de este año 2008. Al terminar de leerlo, no he dudado de su interés para cualquier ser humano.
Hay que seguir defendiendo y luchando por las causas que, cerca o lejos, nos afectan a tod@s. Lejos está en mi ánimo el politizar cualquier asunto. Simplemente os invito a la reflexión.

Me he ahorrado el poner los agradecimientos y reconocimientos propios de un discurso para ir directamente al meollo de la cuestión. Dice así:

Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofía Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad.

Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película “Cuentos de la luna pálida” de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luís Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martín Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias.

18 comentarios:

  1. Carajo, qué discurso....
    Sobran las palabras. Me quedo, no obstante con una frase "Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad"

    Abrazos. Volveré.

    ResponderEliminar
  2. Que bien es impresionante, es como para ponerse de pie y aplaudirlo hasta que las manos duelan.
    Te felicito por haberlo subido si no hubiera sido por vos no lo podría haber leido.
    GRACIAS.

    Ayer estuve en un acto de Solidaridad con el pueblo Palestino, hablaron los embajadores de Palestina, Cuba y de las entidades Palestinas, te cuento que habrió el acto el vicedecano de la Facultad de Derecho como anfitrión y como antes habian pasado fotos de la Al Nakba (el desastre) este hombre comenzó a leer el discurso y ni bien empezó se quebro y comenso a llorar por la emoción, fue muy emocionante y me llenó de orgullo haber estudiado en un centro de estudios donde un vicedecano se emociona como él hizo.

    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es un buen discurso y si paises que proclaman la paz venden armas se contradicen y quedan mal ellos mismos..Pero claro ya se sabe el dinero que se saca por ellas manda por encima de las vidas que matan..

    besos

    ResponderEliminar
  4. Extraordinario y ejemplificador discurso!!! Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. El dia
    en que le faltemos
    el respeto a la dignidad
    ése dia
    en ése dia
    se ha perdido ... todo.

    Besos ♥

    M.

    ResponderEliminar
  6. El discurso y una realidad, que desgraciadamente, está ahí, ..otra lucha más, contra el terrorismo..

    Saludos,guapetón!.

    ResponderEliminar
  7. Me quito el sombrero...chapeâu.
    Besos, número 6.

    ResponderEliminar
  8. Noel, ¿Has encontrado a alguien que continúe con el juego de las palabras?.

    Si no es así, pregúntale a Aspective (http://comeduradetarro.blogspot.com/) , hace poco le dieron un premio por una de sus historias y, a lo mejor, le gustaría continuarla.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. El discurso impresionante. Poco se puede añadir.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Lo leí hace poco y me sobrecogió igual.
    Sobretodo por la valentía de decirlo en un acto público y rodeado de personalidades políticas que, lógicamente, no se habrán dado por aludidas. Como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Peazo de discurso, como se nota la mano del Bai, jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Que llegue a las instancias que tiene no solo que llegar sino asumirlo y (porque creo en la buena voluntad de los políticos que aunque sea un sector de la sociedad muy dificil de confiar por tantos que lo dañan,sí es verdad,y soy testigo de ello,que trabajan para un mundo mejor)tengo esperanzas de tanto esfuerzo tenga sus frutos,pese a lo mucho que queda por hacer,y nuestro país no se salva,para lograrlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Un gran discurso, me quito el sombrero por compartirlo (aunque no le lleve) y te aplaudo.

    Un beso y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  14. que preciosa fotografia, da mucha esperanzas en medio de tanto dolor, fue el discurzo mas realista que he leido todo nos atane aunque pase al otro lado del mundo gracias por la invitacion a reflexionar y por haberlo subido un beso y que pases un buen dia despe.

    ResponderEliminar
  15. Sommer; Bienvenido y bien hallado. La verdad que es una frase que sale de un corazón muy grande; gracias y pasa cuando quieras

    Lux Aeterna; me encanta que te hagas eco de este artículo y de otras causas. Con respecto al pueblo palestino, te pongo el enlace que publiqué anteriormente
    http://noelplebeyo.blogspot.com/2008/10/soheb-tiene-5-aos-y-est-gravemente.html

    Esther; efectivamente pero debemos hacer de ciudadanos responsables y exigir a los políticos sus compromisos. El voto es determinante

    Fgiucich; sí. un gran discurso que debe remover conciencias

    Verbo; qué razón tienes. esperemos que la dignidad de Gervasio sirva de ejemplo

    Tormenta; tenemos un mundo muy complejo pero si nosotros lo arruinamos, no podemos también reconstruirlo ??? Ya sabes que la Esperanza...

    Nela; Bienvenida. Al fin has visto mi guiño ???

    Silicongirl;Ya está en marcha lo del juego de las palabras. Sube para abajo continua. Hay que dar tiempo. Besos

    Pedro; quizá hay que buscar que el mensaje cale entre muchos para que los políticos oígan las voces

    daniBai; lo que he echado de menos es alguna de vuestras imágenes. Saludos.

    Carlos;Bueno, un optimista de nuestra raza política. Ojalá aciertes.

    María; muchas gracias por apoyar este discurso que es de todos.

    Despe;es verdad que la fotografía nos transmite un mensaje directo a todos nosotros.Ellas, en cambio, descansan en paz. Deseo y anhelo

    luz de Gas; la mayoría de las tragedias vienen motivadas por el poder temporal que te otorgan los billetes. Gracias por pasarte


    Gracias a todos y todas y , aún a riesgo de ser pesado, sigamos denunciando todo aquello que sea injusto. Es lo mínimo

    ResponderEliminar
  16. Lo triste es que saber que todo sigue siendo una utopía... Porque la emotividad no casa con los intereses.

    Que pases una muy buena semana, Noel.

    :)

    ResponderEliminar
  17. Pati, la fe mueve montañas...esperemos....gracias por visitar tu casa

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...