20 de octubre de 2008

Ave Nocturna


A fe ciega creo esto que os digo:
el Amor tiene de Ave Nocturna
el batir de dos alas blancas
además de su ceguera.

La una despliega fornidas aletadas.
Mantiene así la distancia afectiva
para no atosigar
al principio;
y a veces da aire cuando
se acerca demasiado el cortejo aéreo
y embelesado a duras penas respiras
en su mistral presencia.

La otra ala por el contrario ahuyenta.
Mantiene calmada en la distancia
a las ajenas que rondando aletean;
o simplemente corta el aire cuando
se acerca demasiado a esas ajenas
y respiras el embelesado aire
de su tramontana presencia.

3 comentarios:

  1. QUE POEMA
    que bonito
    te deje parte de mi alma ahi con tu poesia


    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Guauuuuu!!!! (Un favor... Obvia la verificación de palabra... Gracias).

    ResponderEliminar
  3. Pronto añadiré la segunda y la tercera parte de Ave Nocturna. Espero que os guste, o n o.

    ResponderEliminar

Y esta historia la continuas de la siguiente manera...