23 de enero de 2019

Se Plasme La Firma


Viajamos a una velocidad de la hostia.

Leí tan rápidamente a los kilómetros por hora que nos trasladamos que sería incapaz de reproducir cuántos ceros acumula la cifra. Una pasada. No es la velocidad de la luz , pero seguro que la estela en el firmamento debe ser perceptible. Por eso tenemos enormes chimeneas que lanzan al espacio humo de diversos colores. Supongo que será un arco iris contaminante, pero que va a contaminarse en un medio tan hostil que ni la contaminación sobrevive en el universo.

Viajamos a una velocidad de la hostia.

Y eso que somos menos que un grano esférico abandonado en el océano negro que forma el firmamento. Nuestros azulados colores , manchas blanquecinas contrastan con el amarillo, el ocre y el verdoso de algunos paisajes.

Viajamos a una velocidad de la hostia.

Y sin embargo todo se detendrá justo en este  momento, 25 de enero de 2018, a las 11 de la mañana, cuando al mirarnos a los ojos y se plasme la firma, el universo confirme que nuestro viaje continúa, y no ha sido ni es en vano.

15 de enero de 2019

París, A La Luz De Su Candela

De la red

La ciudad de las Luces
Siempre reluce en sus ojos
Y adquiere un dulce fulgor
Irresistible hasta a la Samotracia. 

París entrega su nombre
A la luz de su candela 
Siendo todos sus bulevares
Una bella prolongación 
De su mirada. 

Queda la Eiffel rendida
A sus pies, 
Notre Dame colorea
De rosetones sus mejillas, 
Y los pintores de Montmatre 
Sueñan con su retrato
Para colgarlo en el Orsay 
Y alcanzar con su imagen
La gloria.