18 de agosto de 2017

Barcelona


Mi relación con Barcelona, con Cataluña es de Amor, sin más. Mis primeras referencias musicales válidas estuvieron representadas por Loquillo y los Trogloditas. Es cierto que gran parte de su trayectoria es madrileña, pero siempre me encontré buscando aquel barrio donde se perdía un Cadillac Solitario o buscando la Avenida de la Luz ( el metro ) de la Ciudad Condal. 

Me atrajo su urbanismo. Su diseño europeo, su arte modernista y sus raíces culturales, que yo encontré en un viaje descubriendo el Museo Nacional de Arte de Cataluña, el barrio Gótico y el maravilloso valle de Boí Taüll. Me faltaron muchas cosas, demasiadas comarcas que ver y encontrar. Fugazmente observé Tarragona, Girona, la Seu de Urgell. Me gusta el fútbol, y de siempre prefiero al Barsa antes que al Madrid, incluso reconociendo la superioridad actual merengue. Y del Baloncesto, igual. Es curioso porque mi relación con aquella región podría muy bien ser otra. Allí emigró para no volver, al poco que yo hacía lo mismo a la otra punta de la península. Y sin embargo, 30 años después sigo mirando a Cataluña con respeto, admiración y cariño, apreciando su seny y criticando en qué se está convirtiendo.

Recientemente vi en el cine, en catalán ( con subtítulos ) Verano de 1993, preciosa película que muestra esa Cataluña del Interior, de Masías y cercana a la naturaleza. Ójala nos represente para los Oscar

En fin, hoy me sale el dolor por lo ocurrido. Me he sentido tan catalán y barcelonés, como me sentí madrileño anteriormente. Y sin condenar a nadie que no se lo merezca. Los terroristas son asesinos y no representan ni países, ni religiones ni civilizaciones. El peso de la libertad y la justicia caerá sobre ellos, y deseo que no paguen justos por pecadores.

El carácter cosmopolita y mediterráneo de Barcelona no se lo merece.

13 de agosto de 2017

Medicis


Julio 2017
 Los Medicis. Tanto poder y tanto ego que se construyeron una capilla para su propia gloria. Sí,  Lorenzo el Magnífico,  y Giulio no,  ni más ni menos que representados como poderosos generales romanos o como príncipes reflexivos y sabios, aunque lo escribiese Maquiavelo.... y claro, si la mano que esculpe es la de Miguel Angel, la eternidad la tienes asegurada.
Julio 2017





Los Medicis actuales ya no tienen ese apellido....es lo que tiene este mundo cuando eres mujer y subordina tu apellido....pero, imaginar, los Medicis actuales, aquellos que tienen el poder económico,  aquellos que manejan los hilos en este mundo, da igual países o continentes, apenas serán cuántos,  un millar... ¿ no podrían atestiguar su gloria en capillas suntuosas o edificios singulares  ? 



Quizá se han dado cuenta que en el dominio de un mundo globalizado, lo más valioso es el anonimato.